Deprecated: iconv_set_encoding(): Use of iconv.internal_encoding is deprecated in /home/nestores/public_html/libraries/joomla/string/string.php on line 28

Deprecated: iconv_set_encoding(): Use of iconv.input_encoding is deprecated in /home/nestores/public_html/libraries/joomla/string/string.php on line 29

Deprecated: iconv_set_encoding(): Use of iconv.output_encoding is deprecated in /home/nestores/public_html/libraries/joomla/string/string.php on line 30
Para Leer

 
Por David Criado.
 
 “No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa“
Alejandro Casona, dramaturgo español.
 
Me horroriza pensar en la cantidad de libros alrededor del pensamiento estratégico que se han reproducido como setas en los últimos veinte años. La mayoría de ellos son fast books y no tienen apenas valor real por ser intentos poco humildes de reinventar la rueda. Sin embargo leerlos forma parte de mi obligación como agente de cambio. Por un lado me agotan; por otro necesito consumir a mi enemigo para que no consuma a otros.
 
Otros libros y teorías, sin embargo, son y han sido claves en mi formación como agente de cambio. Este artículo pretende ser un compendio breve de algunos de ellos (en Oriente y Occidente) dedicado especialmente para tí, lector o lectora. No encontrarás aquí los pequeños libros de estrategia (la empresarial y de mercado) sino los grandes libros de estrategia (la de la historia de la humanidad y la de las personas). No hablaré de estrategia de mercado o negocio porque creo que de eso ya he hablado mucho y ya han hablado otros mejor. Hablaré hoy tan solo del pensamiento estratégico -ese que todo director de Estrategia o de Personas debería conocer- y lo haré a partir de este guión:
 
  • La estrategia AHORA
  • Mitos sobre la estrategia
  • El enfoque Oriental
  • El enfoque Occidental
  • Un enfoque nuevo
 
Cualquier persona necesita siempre una estrategia para la consecución de un fin o la obtención de un logro. De forma consciente o inconsciente toda persona en todo momento tiene una estrategia consigo mismo y con otros. Hoy exploraremos la forma consciente de entender una estrategia y te aportaré, lector o lectora, herramientas y recursos de investigación y lectura para empaparte de estrategia. Comenzamos.
 
 
LA ESTRATEGIA AHORA
 “– ¿Mola ser una lesbiana?
– ¿Por qué diablos me preguntas eso a mí?
– Supongo que debe serlo, de lo contrario no habría ninguna ¿verdad? ¿Cómo sabe la gente que lo es?
– Bueno, solo se dan cuenta. Todos nos damos cuenta eventualmente de lo que somos. Entonces todo el mundo tiene que aguantarse.“
Conversación entre Mickey y su abuelo Georgie en What we did on our Holiday (Hamilton & Jenkin, 2014)
 
Algo aprendí de los largos periodos de meditación y reflexión que inundaron mi vida:
Empieza ahora y continúa después. A pesar de que el lector o lectora haya leído esta última frase y se haya echado a reír, este es mi consejo: ¡Repita esa frase en su mente hasta que se dé cuenta de cuán importante puede ser en su vida recordarla!. Esta es, de nuevo, la frase: EMPIEZA AHORA Y CONTINÚA DESPUÉS.
 
Esto significa que ahora es el momento de ahora y después es el momento de después. Ahora es el momento de vivir completamente ahora y de actuar completamente ahora. Ningún otro momento salvo ahora podrá salvarte del vacío y la falta de sentido. Eres ahora, solo y absolutamente ahora rodeado de una gran cantidad de oportunidades para empezar ahora y continuar después. Está por ejemplo tu oportunidad de ser ahora como casi siempre eres o bien ser de forma diferente. Está también tu oportunidad de dejar ser a otros como quieren ser o querer que sean como eres. También está la oportunidad de aceptar las cosas o la de negarlas. La oportunidad de hacer algo ahora de acuerdo a lo que crees o de acuerdo a lo que otros creen. La oportunidad de querer recordar a otros o de querer ser recordado.
 
Casi todas las organizaciones que he conocido intentaron continuar algo que ni siquiera habían comenzado. Lo mismo, en consecuencia, ocurre con las personas. El universo, de hecho, empieza continuamente ahora y tú solo eres una parte imprescindible de todo lo que está pasando. Tu capacidad de influir y generar el cambio es por tanto algo poderoso.
 
Algo aprendí del maestro Victor Frankl. Siempre tienes la oportunidad de encontrar tu propio sentido y ser fiel a él. Siempre tienes la opción de tomar tus propias decisiones. Y nadie salvo tú mismo tiene la responsabilidad de vencer o darse por vencido. Pase lo que pase. Pese a quien pese. EMPIEZA AHORA y CONTINÚA DESPUÉS. Inunda cada paso, cada pulso, cada acción de tu sentido o de un sentido común compartido junto a otros.
 
 
MITOS SOBRE LA ESTRATEGIA
“Suaviter in modo, fortiter in re“.
("Suavemente en el modo, fuertemente en la cosa").
Máxima latina muy presente en la formación jesuita.
 
Quiero continuar ahora con algunos mitos y falsas asunciones o creencias sobre la estrategia que veo a diario y que creo, hacen mucho daño:
 
Toda estrategia implica violencia (para imponer, convencer o ganar al otro): El campo y el ideario estratégico que actualmente se imparte y se enseña en las escuelas de negocio, universidades y ámbitos académico-ejecutivos es frecuentemente restringido a dos ámbitos del comportamiento humano: el organizacional y el militar. En este sentido se suele identificar el término “estrategia” con un halo de violencia (asociado a palabras como superioridad, victoria, imposición, competencia, conflicto) unido también a un cierto sentido de organización efectiva (asociado a palabras como táctica, estratagema, visión, objetivos). Hoy sin embargo conoceremos un modelo estratégico altamente exitoso fundamentado en la acción no violenta.
 
Todo gran estratega debe lograr resultados a corto plazo. No toda estrategia está enfocada al corto plazo. Si bien los idearios más extendidos suelen estar vinculados a la obtención a resultados a corto plazo, el gran estratega se caracteriza por saber cuándo pensar a corto y largo plazo. Un gran estratega nunca debe parecerlo. Y esto solo se logra con el tiempo. Existe pues estrategia a corto y largo plazo. Para el corto plazo ninguna recomendación mejor que dos libros del maestro y mejor biógrado de Lincoln, el profesor Dale Carnegie: Resolver conflictos en nuestra vida y en el trabajo, y el ya famoso Cómo hacer amigos e influir en las personas. Libros ambos de principios del siglo XX pero que renuevan a diario su vigencia.
 
La estrategia consiste en mojarse y hacer cosas. Otra gran creencia muy extendida considera que la estrategia consiste en hacer cosas de forma inteligente y acertada. Sostengo que la estrategia consiste en saber cuándo y en qué momento HACER pero sobre todo NO HACER cosas. Lo valiente a menudo es saber cuándo no parecerlo. Los mayores avances de la humanidad se han producido cuando las personas adecuadas han sabido no hacer cosas y han sabido cuando no mojarse.
 
Esto ha ahorrado enormes cantidades de vidas humanas y ha supuesto el fin de la mayor parte de imperios. Dos estrategias acabaron por dinamitar el imperio napoleónico: la primera fue la combatividad indomable de los españoles ante la invasión francesa, pero la segunda -quizás más decisiva- fue el desprecio y la no combatividad del zar Alejandro, poniendo en práctica la vieja estrategia de tierra quemada. La no acción o inacción a menudo es la mejor acción posible. Todos los modelos de acompañamiento (coaching, mentoring, terapia, councelling,…) conocen la enorme utilidad de apartarse y permanecer al margen.
 
Toda buena estrategia consiste en tener claro mi objetivo y perseguirlo. Sostengo que este es el gran error de la mayoría de personas. Muy en contra, toda gran estrategia consiste por un lado en tener claro cuál es el objetivo de la otra persona y por otro en saber cuando dejar de perseguir el nuestro. Las claves de toda estrategia efectiva no son la fidelidad a nuestro objetivo y la constancia. Ser fiel a un objetivo que por momentos se revela suicida simplemente te acabará matando.
 
Las grandes claves de la estrategia efectiva son la adaptabilidad, la empatía y la visión sistémica. La adaptabilidad es un don que se aprende y se entrena y consiste en confrontar de forma compensada voluntad propia (deseo o anhelo de algo) con posibilidad real (oportunidad auténtica de lograr algo). La empatía, útil en estrategia, pasa por la asunción de aprecio por la otra parte, es decir, por mostrar aprecio, comprensión y aceptar el valor que tiene la otra parte. Por último la visión sistémica se lleva ejercitando durante muchos siglos y consiste en la puesta en perspectiva de la situación o situaciones estudiadas. William Ury en su revelador y ya decano libro de negociación Supere el NO, llama a este último ejercicio SUBIRSE AL BALCÓN.
 
La estrategia sirve para resolver conflictos o situaciones de confrontación con otros. Si bien la estrategia es una disciplina transversal que podemos aprender y que es útil para muchas otras habilidades humanas, solemos asumir que su utilidad comienza en el momento en el que se produce un disenso o una diferencia de pareceres dentro de una misma escala o entre diferentes escalas sociales (entre personas, equipos, organizaciones, naciones). Sostengo que la estrategia, como demostraré hoy, es útil mucho antes incluso de que se presente el conflicto y que además no solo es aplicable con otros sino con uno mismo.
 
 
EL ENFOQUE ORIENTAL
“Algo que es familiar, no provoca atención“.
Proverbio chino.
 
La mayoría de textos que considero importantes en la tradición estratégica oriental fueron escritos en el corto periodo de doscientos años entre el siglo XVI y el siglo XVII, si bien todos ellos están basados en libros milenarios anteriores.
 
Huanchu Daoren escribió hace ahora cuatrocientos años Retorno a los orígenes. En esencia es una de las más respetadas guiadas morales que existen. Entre las lecciones que el sabio anciano nos enseña se encuentran: la escucha activa y proactiva de lo que nos agrada y lo que no; la asunción de las personas compulsivamente activas como completamente inestables; la compasión a la hora de juzgar a otros; el equilibrio entre lo simple y lo difícil (muy presente en cualquiera de los textos orientales aquí reseñados); la gestión del deseo (desde la perspectiva de las escuelas no teístas); el compromiso social o la instrucción del espíritu.
 
Una de las grandes lecciones de Huanchu Daoren está presente en muchos escritos orientales y es esta: “Si piensas siempre en la comida con el estómago lleno, nunca te preocupará el sabor”. Para mí este aprendizaje ha sido esencial a la hora de comprender por qué algunas grandes organizaciones hacen continuamente las cosas mal sin hallar el modo de salir de su propio circulo vicioso. Es esta la razón por la que suelo decir que estamos educados en el exceso de recibir y en la ausencia de dar. Y sin embargo forma parte de la naturaleza el hecho siguiente: para recibir (llenar) es necesario dar (vaciar). Y qué poco sabemos vaciarnos para dejar entrar a otros.
 
36 estrategias chinas es un libro eclipsado en Occidente por el milenario El arte de la guerra de Sun Tzu (siglo V a.C.), otro maravilloso libro del que hoy no hablaré por la extendida divulgación y tratamiento que ya hacen de ella en las escuelas de negocio de Occidente. 36 estrategias chinas está dividido en seis acápites: dominio de la superioridad, confrontación, ataque, confusión, ganar terreno y situaciones desesperadas.
 
Considero que 36 estrategias chinas junto con El libro de los cinco anillos (escrito por el mas famosos samurái Miyamoto Mushashi y guía samurái de referencia) son los libros paradigmáticos del enfoque oriental de la estrategia. En ambos encontrará el lector o lectora amplias coincidencias de enfoque. Este enfoque está basado en una combinación adecuada de conocimiento, tiempo y consciencia tanto de mi realidad como de la realidad del otro. Sostengo que la cultura estratégica oriental está basada en la búsqueda de la oportunidad adecuada (espacio, momento y ritmo) para maximizar el desgaste ajeno, minimizando el desgaste propio (lo que llamo rentabilidad del esfuerzo propio).
 
De este modo es frecuente encontrar en los autores asiáticos de todos los tiempos la asunción -casi insultante en Occidente- de que la mejor estrategia es a menudo la inacción propia para favorecer la acción ajena. Conseguir resultados en tí y en el otro con el mínimo esfuerzo posible está considerado un acto de sabiduría del más alto nivel en Oriente. No así en Occidente donde el consideramos un gran estratega a aquella persona capaz de lograr resultados a menudo mediante el mayor esfuerzo propio.
 
Aunque frecuentemente nadie destaca este libro sagrado como un libro de estrategia, la lectura del Tao Te King es en mi opinión un ejercicio clave en la formación del pensamiento estratégico a partir del enfoque oriental.
 
Por último, parejo al Libro de los cinco anillos de Mushashi, encontramos el Hagakure de Yamamoto Tsunetomo. Ambos son testimonios valedores de los 7 principios del Bushido o código moral sagrado de los samuráis, que son fuente de inspiración estratégica del comportamiento moralmente aceptable en Oriente. Son útiles para entender el comportamiento de muchas personas educadas en la cultura oriental. Muy resumidos son los siguientes:
 
GI (Honradez/Justicia):  Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia.
 
YU (Valor heroico):  Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.
 
JIN (Compasión): El samurai debe tener compasión. El samurai debe ayudar a sus hermanos en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.
 
REI (Cortesía):  Ser un guerrero no justifica la crueldad. Los samuráis no tienen motivos para ser crueles, no necesitan demostrar su fuerza a nadie salvo a sí mismos. Un samurai debe ser cortés siempre, especialmente hacia sus enemigos.
 
MEYO (Honor): El auténtico samurai solo tiene un juez de su propio honor, él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. Nadie puede ocultarse de sí mismo, y los samuráis no son una excepción.
 
MAKOTO (Sinceridad absoluta): Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en este mundo lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de dar su palabra ni prometer. El simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. “Hablar” y “hacer” son, para un samurai, la misma acción.
 
CHUGO (Deber y Lealtad):  Para el samurai, haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel.
 
 
EL ENFOQUE OCCIDENTAL
 “Muchas veces nace la enfermedad del mismo remedio“.
Baltasar Gracián.
 
El príncipe de Maquiavelo está mayoritariamente considerado el libro paradigmático del enfoque occidental de la estrategia. En él se enuncian de forma pragmática y cruda los principios que han guiado durante siglos los modelos de pensamiento estratégico occidentales. Entre estos principios de la estrategia occidental destaco la resistencia al cambio; la generación, mantenimiento y fin del conflicto; el uso justificado de la crueldad o la acción violenta; la ejemplaridad moral y el honor; la apariencia de acción y la acción; y por último el arte del encubrimiento o la estratagema para la obtención de resultados.
 
Si bien El príncipe es uno de los más famosos textos sobre estrategia en Occidente, personalmente no encuentro en él tanto valor como en los tres libros que a continuación retrato.
 
Comienzo con las maravillosas Meditaciones de Marco Aurelio (las de Blaise Pascal fueron en mi vida también fundamentales), un libro del que disfrutar a diario y que reúne una estrategia moral de actuación y vida. Sigo con los Diálogos de Lucio Anneo Séneca repletos de fórmulas mágicas para gestionar el dolor propio y el ajeno. Sobre la estrategia estoica, ya he escrito aquí.
 
Más allá de ellos está el Oráculo manual y arte de prudencia que escribiera Baltasar Gracián, autoridad moral del quien el mismo Schopenhauer decía que había sido un gran maestro. Recuerdo perfectamente la lectura de este libro. Entre las ideas que este jesuita del siglo XVII nos enseñó destaco la moderación y la prudencia (como formas útiles de comportamiento frente a la exageración); el aprendizaje continuo como modelo de vida; la brevedad en el hacer y el decir como máxima relacional con otros; la abolición de la queja como núcleo motor de una vida plena; la lentitud como forma de gobierno; el momento adecuado para una buena retirada (o la importancia fundamental de un buen cierre) y sobre todo la humildad como medida fuerte y sólida frente al envanecimiento en Occidente.
 
En la actualidad, una parte nueva del enfoque estratégico occidental está influido por las estrategias de no-acción o no-intervención orientales depuradas durante miles de años. Muchas corrientes de liderazgo, desarrollo organizacional y teoría de equipos de trabajo cuyo paradigma es el pensamiento sistémico y los modelos conscientes están basadas en la traducción del vacío, la aceptación y las relaciones de interdependencia al entorno de la empresa y el equipo. Destaco especialmente -y siempre me oiréis destacarla- la corriente liderada por la Escuela de Palo Alto y sus discípulos, y muy en concreto la corriente de Resolución Estratégica de Problemas, que tiene una mezcla interesante de obviedades tan útiles de recordar como tácticas útiles para aplicar.
 
UN ENFOQUE NUEVO
“La violencia es el miedo a las ideas de los otros”.
Bāpu Gandhi.
 
Hablo aquí de “un enfoque nuevo” porque aunque ha cumplido ya cien años continúa siendo novedoso por la poca relación que tiene con el pasado violento de la Estrategia en la historia de la Humanidad. Esta estrategia que comenzó a aplicarse a comienzos del siglo XX no tiene precedentes en la historia del enfoque oriental ni occidental, caracterizados ambos por la terminología bélica o de conflicto o lucha (interior o con los otros). Como bien señalaba uno de sus mayores divulgadores, “Por lo general el héroe propuesto a nuestra admiración, pertenezca a la leyenda o a la historia, es siempre un héroe violento. La violencia está tan profundamente inscrita en el corazón de la historia, que nos vemos tentados a pensar que está inscrita en el corazón mismo del hombre” Desde la Iliada hasta el actual equipo de fútbol del Real Madrid esto parece que siempre es así… Y sin embargo, esta estrategia que hoy comparto y que es altamente exitosa nos dice lo contrario.
 
Es la estrategia de la no injerencia, en la que modelos actuales que tratan de imponer ideas a las personas (sobre qué es la felicidad en el trabajo, o sobre qué es la empresa perfecta) no tendrían cabida.
 
La estrategia de acción no violenta nos dice que la clave del éxito se encuentra en una buena organización y un compromiso inquebrantable con un objetivo compartido (el sentido). Pese a que esta estrategia ha sido y es tradicionalmente empleada para la consecución y conquista de los derechos humanos en todas las partes del mundo, he de reconocer que sigo a menudo a rajatabla algunas de las máximas derivadas de estas enseñanzas en mi trabajo con organizaciones. Reconozco en esta estrategia no pocas ideas e Thoureau y Emerson y muchas lecciones históricas que nunca habían sido reunidas en un mismo discurso.
 
Sobre este particular, tal vez ningún libro sea tan revelador sobre el poder de la estrategia y la negociación como el libro Stratégie de l´action non-violente del maestro Jean-Marie Muller, oficial de reserva del ejército francés y antiguo profesor de filosofía. El libro fue editado bajo el sello Editions Du Seuil (Paris, 1980) y ha sido traducido al castellano por el sello ya finito Hogar del Libro, en su Colección Nova Terra. Adquirí este libro hace algunos años por medio del robo. Yo trabajaba entonces ayudando a investigadores y especialistas en conflictología y disponía en mi lugar de trabajo de una humilde biblioteca llena de libros que me apasionaban. El delito ha prescrito; la utilidad que ese robo tuvo para mí y las personas con las que trabajo, dudo que prescriban nunca. El libro está poblado de geniales lecciones pero estas son algunas de esas grandes lecciones que aprendí estudiando la Estrategia de Acción No Violenta:
 
Elegir un objetivo realista y posible que pueda ser aceptado por el otro: “En función del análisis de la situación, habrá que elegir el objetivo a alcanzar mediante la acción. La elección del objetivo es esencial: de ella puede depender el éxito o el fracaso del movimiento. Convendrá elegir un objetivo concreto, limitado y posible. En la elección de este objetivo habrá que tener en cuenta los derechos del adversario y actuar de manera -en la medida en la que se pueda- que no quede humillado al aceptar las reivindicaciones que se le hacen. El objetivo debe ser determinado de manera que se inscriba en una perspectiva de futuro que permita, sino una real conciliación -ésta, según toda verosimilitud no podrá venir sino más tarde- al menos una coexistencia pacífica entre las dos partes. El objetivo debe aparecer entonces como una contribución positiva para el futuro de toda la comunidad. Las reivindicaciones deben ser realistas y susceptibles de ser aceptadas por el adversario. Conviene por eso discernir lo que sería deseable de lo que es posible.”
 
Ser ejemplo de que algo es posible. “Para obtener algo de alguien, lo esencial en nuestra acción consiste en realizar nosotros mismos a nuestra escalas lo que reclamamos a otro o a otros.” El líder no violento es esencial y excepcionalmente prestigioso. Esto quiere decir que es un espejo al que mirarse y que sus actos hablan por y de él.
 
Una acción no violenta tiene más impacto que una acción violenta. Casi siempre las acciones no violentas son menos reprimidas y duran más tiempo que las acciones violentas. Generan además sentimiento de pertenencia y solidaridad en mayor medida y grado que cualquier acción violenta de uno sobre otro. Es fácil identificarse con la causa de alguien que respeta al otro sin agredirle verbal o físicamente. Es difícil identificarse durante largo tiempo y de forma no vergonzosa con la causa de alguien que recurre sistemáticamente a la violencia. Una acción no violenta elimina miedos. Una acción violenta los crea. Una acción violenta o impositiva, divide. Una acción no violenta, reconcilia.
 
El liderazgo en la estrategia no violenta es ante todo pedagógico. Un buen líder de la acción no violenta tiene como objetivo que sus alumnos (los que le siguen o apoyan) puedan prescindir de él y continuar su legado o herencia. Un líder de la acción violenta tiene como objetivo fundamental que nadie pueda prescindir de él. A la muerte de un líder de la acción no violenta su enseñanza sobrevive. A la muerte de un líder de la acción violenta, todas sus acciones mueren.
 
La coherencia entre el fin y los medios es la clave. El error no está en considerar que el fin justifica los medios sino en que fin y medios deben seguir valores y principios diferentes. Muy enojado escribe Müller sobre la exigencia moral a este respecto: “El error no está por lo demás en dar primacia al fin en relación a los medios, el error es dejar al azar la elección de los medios, y no comprender que existe una ligazón entre el fin y los medios. Es cierto que lo que debe ser principal en la acción es el fin perseguido. Es lamentable que ciertas presentaciones de la no violencia hayan dado a entender que la elección de los medios era más importante que la elección del fin.” Martin Luther King destacaba por su parte en su Carta desde la cárcel de Birmingham: “He predicado sin cesar que la no violencia requiere que los medios de los que nos valemos sean tan puros como las metas que nos proponemos alcanzar. He tratado de dejar claramente establecido que está mal valerse de medios inmorales para la consecución de medios morales. Pero ahora he de afirmar que tan mal está o quizás aún peor, valerse de medios morales para lograr fines inmorales.”
 
Espero, lector o lectora, que hayas disfruta de este breve repaso por la historia del pensamiento estratégico.
 
Fuente: Iniciativa vorpalina.
 
 
 
 

 
Por David Criado.
 
“Hacer planes de futuro está exclusivamente reservado para aquellos que son capaces de vivir por completo en el presente”
Alan Watts, filósofo, escritor y sacerdote.
 
He creído ver y conocer la verdad sobre las relaciones humanas en varios momentos de mi vida. En todos ellos estaba equivocado. Hoy creo que esta verdad no se busca sino que se practica. En este artículo compartiré algunas claves para practicarla de cara a la obtención de los mejores resultados. 
 
El lector o lectora se preguntará sobre las fuentes científicas o bases racionales de este artículo. También esperará que yo aporte datos estadísticos reales sobre la fiabilidad de estas claves. Lo más parecido a todo esto que yo humildemente puedo compartir es lo siguiente:
 
Décadas después de mi primer intento por conocer la verdad sobre las relaciones humanas, comparto en este artículo no más de diez claves universales que jamás me han fallado a la hora de tratar a otros. Me refiero más en concreto a que nunca me han fallado a la hora de tratar con cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar.
 
Se que probablemente esta no es la fiabilidad universal que usted esperaba. Yo sin embargo tengo la certeza de que este breve listado que hoy comparto es lo único que realmente me importa. Ser fiel a él siempre me ha proporcionado no buenos sino los mejores resultados.
 
Por último tal vez sorprenda al lector o lectora la siguiente afirmación: Puedo contar con los dedos de una mano a las personas que forman parte de mi vida diaria y que considero que saben poner en juego y rentabilizar el verdadero potencial de tan solo una de estas claves. Sin embargo en esa afirmación radica precisamente la riqueza de las mismas.
 
Algunas de ellas al ser leídas parecen completamente obvias, pero su verdadero valor radica en que muy pocas personas del planeta en muy pocos momentos de su vida las practican. La clave de este breve listado consiste en practicar una y otra vez cada una de estas claves, recogiendo y disfrutando sus increíbles resultados. El éxito sin duda animará al lector o lectora a seguirlas practicando. Esa al menos ha sido mi experiencia. Comenzamos.
 
TODA PERSONA SIN EXCEPCIÓN SIEMPRE LO ES
Solemos cargar sobre las otras personas responsabilidades, aspiraciones o expectativas que ni siquiera cubrimos nosotros mismos. Lo hacemos continuamente olvidando que incluso en su peor momento o su peor gesto, la otra persona es solo eso, una persona. Recordar que ambos somos personas e intentar comprender la vivencia del otro, nos hace crecer también como personas. La mayor parte del tiempo en mi trabajo tan solo descubro y escucho a las personas. Eso es sencillamente todo. Si quiere obtener los mejores resultados con una persona, comience aceptando que es una persona.
 
TODA PERSONA ES EL RESULTADO DE LO QUE HACE DE FORMA REPETIDA Y DE LAS PERSONAS QUE LE RODEAN
Nadie es lo que tiene, más bien todo el mundo tiene solo lo que es. Además nadie es lo que dice sino lo que hace con lo que es. Y somos relaciones. Coherencia. Con esta palabra escrita en la pizarra mi amigo Javier, profesor de escuela, suele empezar las tutorías con sus alumnos. Una persona no te quiere por decirte lo que a él le gustaría escuchar, sino por aceptarte y tratarte tal y como eres. Los buenos actos son menos poderosos que los buenos hábitos. Por otro lado nadie es lo que dice ser (su curriculum vitae, su perfil de linkedin o las fotos en las que sale sonriendo) sino la cantidad y calidad de amigos que sabe cuidar y conservar. Hablar contigo y conocerte me ayudará a saber quién eres; hablar con aquellos de los que te rodeas y conocerles me ayudará a saber quién puedes llegar a ser. Esto no significa que alguien no pueda evolucionar desde su realidad sino que siempre debe respetarla para partir de ella y superarla. Los verdaderos talentos que he conocido en mi profesión se crecen ante la adversidad y conectan con personas con las mismas inquietudes. Por contra, he trabajado junto a grandes gurús de las relaciones humanas que cobraban trescientos euros por hora pero cuyo historial de llamadas no tenía amigos. Si quiere obtener los mejores resultados, haga siempre lo que dice y no diga tanto lo que hace. Haga esto una y otra vez de forma repetida.
 
TODA PERSONA BUSCA SENTIRSE SINCERAMENTE VALORADA
Esto implica dos subapartados. El primero es que toda persona espera de ti que reconozcas que él tiene razón. El segundo es que toda espera espera de tí que además lo digas. Incluso la persona con la autoestima más grande que conozcas, no puede evitar sentirse realizado ante tu reconocimiento o tu halago. Seas quien seas. Hagas lo que hagas. Personal y profesionalmente he crecido más a partir del reconocimiento ajeno que del propio. Paradójicamente es también así como me gano día a día el reconocimiento ajeno. Para obtener los mejores resultados con una persona, parta de la base de que esa persona tan solo busca sentirse valorada.
 
TODA PERSONA NECESITA TU CONFIANZA Y CONFIAR EN TÍ
Los gestos más espectaculares y llenos de valor que me han dado han venido siempre de confiar en otra persona y además decírselo. Los gestos más lamentables y llenos de dolor y miedo que he recibido han partido siempre de momentos en los que he desconfiado de otra persona. Confiar en alguien y decírselo, es decir hacerlo explícito y otorgarle un valor concreto, es el único modo de obtener los mejores resultados. Además por encima de lo que pudieras suponer, las personas están continuamente esperando su oportunidad para confiar en tí. La confianza no se pide, se construye. Nadie te la da sino que te la ganas. Ambos comportamientos -confiar en las personas y hacerte confiable para ellas- representan la madurez relacional estableciendo vínculos sinceros. Por otro lado no debes confiar más en quien repetidamente te demuestra que no merece tu confianza que en aquella persona que sí te lo demuestra. Las relaciones humanas saludables no deben basarse en la igualdad sino en la justicia de los actos. Si quiere obtener grandes resultados, recuerde que la persona con la que está hablando busca tan solo que usted confíe en ella. Hágase a sí mismo confiable.
 
A TODA PERSONA LE INTERESA LO QUE ELLA PIENSA Y NO LO QUE TÚ PIENSAS
Hace casi cien años el maestro Dale Carnegie ofrecía esta reflexión a los asistentes a sus talleres sobre relaciones humanas. Muy pocas personas han sabido comprender el poder que encierra esta gran verdad. Si se tiene claro que a nadie realmente le interesa lo que piensas sino dejar claro y expresar lo que él piensa, se puede dar un giro increíble a las conversaciones en lo que se refiere a la obtención de resultados. Reto al lector o lectora a que durante una semana permanezca atento a las conversaciones que mantiene con otras personas para observar hasta que punto toda persona busca siempre decir lo que piensa y no escuchar lo que usted piensa. Cuando haya interiorizado esto, dejará gradualmente de intentar convencer al otro para empezar a comprenderle. Lo sorprendente de este cambio no es solo la obtención de resultados increíbles sino el efecto multiplicador de esta actitud. A la hora de hablar con otra persona, haga caso a Sócrates y parta siempre de lo que ella piensa y no de lo que usted piensa si quiere captar su atención, dejar huella y obtener los mejores resultados.
 
TODA PERSONA SOLO QUIERE SER FELIZ
Perdemos el foco cuando olvidamos esta otra gran verdad. Antes o después de juzgar a alguien recuerde siempre que esa persona solo quiere ser feliz. Lo único que ocurre es que en la mayor parte de ocasiones las personas no saben cómo serlo. Pero esa persona en la que usted ahora mismo está pensando no quiere realmente hacerle daño, ni atacarle ni faltarle al respeto. En el fondo lo único que quiere es ser feliz. A mi modo de ver la felicidad es sencillamente una elección de vida. He visto más veces sonreir mientras dormían a mendigos a los que suelo dar mi ropa, que a directivos despiertos con los que comienzo a trabajar en las sesiones. Sobre la felicidad hemos escrito y trabajamos largo y hondo en esta iniciativa. Si quiere obtener los mejores resultados en su trato con los demás, recuerde que las empresas siempre buscan beneficios y que las personas siempre buscan tan solo su felicidad.
 
TODA PERSONA AMA ALGO O A ALGUIEN
¡Cuántas imagenes deformadas de personas a las que tenemos cruzadas, se caerían si viéramos a esa persona abrazando a su hijo o hija o dando un regalo a su pareja! Por otro lado toda persona busca siempre un propósito. A veces lo encuentra y cuando lo encuentra lo ama. Relacionarnos con esa persona respetando o alimentando su propósito nos ayudará sin duda a obtener los mejores resultados.
 
TODA PERSONA ES EL TÉRMINO MEDIO ENTRE LO QUE A TÍ TE GUSTARÍA QUE FUERA Y LO QUE TÚ CREES QUE ES
Lea otra vez la frase. Aquí va: Toda persona es el término medio entre lo que a tí te gustaría que fuera y lo que tú crees que es. Nadie puede ser exactamente lo que tú quieres que sea. Nadie. Tampoco nadie es lo que tú crees que es. He aprendido a ser humilde en mis previsiones en las sesiones con equipos de trabajo. Sin excepción, cuando trabajo con personas sin exigir nada a cambio siempre obtengo sorprendentes resultados. A menudo el cliente me dice “era imposible imaginar que esa persona fuera capaz de hacer lo que ahora hace”. El verdadero secreto consiste simplemente en esperar algo de las personas pero no en exigirlo. El matiz es determinante. Si quiere obtener los mejores resultados en su relación con los demás, repítase esra máxima: Toda persona es el término medio entre lo que a tí te gustaría que fuera y lo que tú crees que es.
 
TODA PERSONA LO HA PASADO EN ALGÚN MOMENTO BIEN Y EN ALGÚN MOMENTO MAL
Este pensamiento sanador -que por otro lado es rigurosamente cierto y universal- le ayudará a trabajar la compasión. Cuando hable con alguien, recuerde que esa persona -como usted- simplemente es otra persona que lo ha pasado en algún momentl bien y en algún momento mal. Más allá de la ideología, la forma de hacer las cosas o de comprender la vida (todos elementos diferenciadores) existe este pensamiento unificador que le ayudará a conectar con todo tipo de personas. Pregúntese cuando esa persona lo ha pasado o lo pasa mal y cuando lo ha pasado o lo pasa bien. Esto le ayudará a respetar el ritmo y momentl de la otra persona. Cuando conquiste este momento, usted experimentará algo parecido al principio de arquímides de las relaciones humanas. Un empuje vertical y hacia arriba cuyo valor ganado es igual a la cantidad de mierda (pensamientos deshumanizadores y ruido mental) que ahora desaloja. Parta por tanto de la base de que toda persona lo ha pasado bien y mal y que no solo usted lo ha pasado bien y mal, para obtener los mejores resultados.
 
TODA PERSONA ES ÚTIL PARA ALGO
En la sociedad de los especialistas, solemos cometer el triste error de considerar que alguien es inútil porque lo es para aquel área en el que nosotros queremos que sea útil. Pero nada realmente en la vida y en la naturaleza funciona de este modo. Las personas, al igual que los árboles cuando están a punto de ver la luz, siempre acaban encontrando su camino. Toda persona es siempre útil para algo. Hacer sentir útil a alguien es sencillo pero tremendamente innovador. Los resultados son sin ninguna excepción buenos. El proceso -repetido durante siglos pero no por ello menos sorprendente- es el siguiente: Una persona decide ser útil en algo, lo hace, usted reconoce que lo hace y se lo agradece (emplee para ello la mágica palabra GRACIAS), por último la persona sonríe y se muestra satisfecha. La carambola de todo esto llega cuando usted se siente útil y hace sentirse a otros valorados. Para muestra, esta breve historia…
 
Hace poco estuve de visita en Málaga y me senté junto a mi pareja y unos amigos en una terraza sorprendentemente llena. Enseguida comprendí por qué. Un camarero vino a atendernos. Al principio nos preguntó de dónde éramos y se preocupó por darnos unas recomendaciones sobre la ciudad, luego nos atendió excelentemente en todo momento siempre atento a nuestras necesidades. Al concluir nos dijo sonriendo “Bueno chicos, aquí tenéis vuestra casa siempre cuando queráis volver”. Probablemente usted piense que ser camarero no es el mejor trabajo del mundo, lo único que yo se es que esta mañana recordando aquella terraza con esos mismos amigos, ninguno recordó que algunas empanadillas estaban frías aquel día pero todos recordamos a ese camarero. Si usted me preguntara qué opino de su trabajo, yo le diría dos cosas: la primera es que no creo que sea su vocación pero trabaja como si lo fuera (y es lo único que a mi como cliente realmente me importa para volver a esa terraza), la segunda es que si hoy me cruzara con ese muchacho por la calle, lo reconocería. Tal es el impacto de alguien que se hace y se sabe útil en algo.
 
Si quiere obtener buenos resultados, recuerde que las personas no son por sí mismas útiles o inútiles sino útiles o inútiles para según que aspectos. Recuerde también que todas las personas necesitan sentirse útiles y son útiles para algo sin excepción.
 
TODA PERSONA TIENE MIEDO
Los héroes de Marvel son una ficción fantástica. Salvo ellos, lector o lectora, todo el mundo -digo todo el mundo- vive acojonado. Incluso ese gran deportista que usted idolatra, tiembla y va varias veces al baño antes de un crucial partido. Si usted no lo cree recurra siempre a un truco. Recuerde que todos nacemos llorando, recuerde que todos luego vivimos varios años literalmente cagados y meados, recuerde que luego simplemente usted tan solo se contiene hasta que llega al baño pero que acaba sus días cada vez conteniéndose menos y menos todavía. Y luego -no tenga ninguna duda- interiorice que nadie es una excepción a todo esto. Si fisicamente esta es nuestra condición, imagínese mentalmente cómo estamos. Nada más que añadir. Si quiere obtener los mejores resultados en su trato con los demás, imagíneselos continuamente acojonados y usted acertará.
 
TODA PERSONA ACIERTA UNAS VECES Y SE EQUIVOCA OTRAS
Usted -estoy seguro- piensa que algunas personas nunca se equivocan. Incluso piensa, tan solo si su medidor de cretinez indica una cota máxima, que usted nunca se equivoca. Ni una cosa ni la otra, nada más lejos de la realidad. Recuerdo ahora un famoso pensamiento que encabezaba un artículo reciente. Rezaba así “Probablemente la razón es el único valor verdaderamente democrático. Todo el mundo cree tenerla”. Lo que más me apasiona de mi trabajo no es el número de aciertos que es capaz de conseguir una persona en su proceso intensivo de desarrollo, sino la sorprendente cantidad de fallos que es capaz de cometer y soportar hasta que finalmente acierta. Lo que hace a una persona memorable no es el cómputo total de aciertos en su vida sino la increible capacidad de superación que demostró hasta tener tal vez tan solo uno o dos grandes aciertos pero precisamente eso… Memorables. Si usted quiere mejorar sus relaciones con los demás y obtener los mejores resultados, recuerde que ninguna persona es infalible, más bien todo lo contrario.
 
Espero, lector o lectora, que estas breves claves te ayuden a obtener mejores resultados en tus relaciones con los demás.
 
Fuente: Iniciativa vorpalina.
 
 

 
La creatividad se define como el pensamiento original, el construir nuevas ideas o conceptos, también hacer asociaciones originales que conecten dos ideas que parecían inconexas, la creatividad es también la capacidad de producir soluciones diferentes a problemas comunes o poco comunes.
 
Últimamente todo lo que vemos nos habla de creatividad, pareciera que el mundo que nos rodea nos grita que tenemos que ser creativos y todo nos sugiere que la creatividad es un especie de talento escondido que se tiene que tener. Y si bien es cierto que hay personas en las que parece que la creatividad fluye tanto que se siente natural, la verdad es que la creatividad es un proceso que podemos nutrir todos los días con cualquiera de las siguientes actividades:
 
Leer
 
Leer te abre a mundos reales e imaginarios y a nuevas perspectivas. Es un despertador garantizado para tu mente y tu imaginación. A la larga te ayuda a hacer conexiones y deducir cosas de manera más fluida y en general te abre a posibilidades que alguna vez pensaste que eran imposibles. La ventaja es que las opciones de lo que puedes leer son infinitas, no sólo los clásicos de la literatura te abrirán las puertas a la creatividad, sino que los libros de ciencia, de la naturaleza y todo tipo de lecturas, incluso las noticias son excelentes para que se potencia tu creatividad.
 
Viajar
 
Conocer nuevos lugares puede ser un giro de 360 grados en tu imaginación y en la forma en la que ves la realidad, definitivamente rompe con pre-concepciones que tienes acerca de la vida y las personas. También es en mucho salir y buscar por tus propios medios una forma de vivir lejos de casa y volver a sorprenderte por la novedad y la belleza de las cosas. También separarte un poco de la rutina definitivamente es un incentivo para la creatividad. Y no tienes que ir muy lejos a países exóticos y desconocidos, puedes viajar en tu propia ciudad a lugares a donde nunca has ido, revisitar lugares de la infancia o ir a lugares cercanos a los que nunca has ido, cualquier cambio de perspectiva es de gran ayuda.
 
Tomar riesgos
 
Tomar riesgos va mucho más allá de jugar juegos extremos, tomar riesgos es básicamente salir de tu zona de confort, enfrentar tus miedos o hacer algo que no te gusta y verlo con nuevos ojos, como tener el valor de cometer errores y aprender de ellos. Ser valiente y no poner demasiada atención o que incluso no te importe lo que los otros piensen de lo que haces y cómo lo haces. También puedes retarte a hacer cosas diferentes y nuevas, si no lo haces todavía a exponer tus ideas o a exponerte a ideas nuevas.
 
Introspección
 
Por último una de las armas más poderosas de la creatividad, no hay nada como conocerte a ti mismo para poder lograr despertar tu creatividad. Ve a lo profundo de ti y analiza todos esos mecanismos o miedos que te impiden ser creativo. Es muy buena idea llevar un diario, escribir un blog, hacer una grabación o cualquier cosa que te permita estar en contacto contigo mismo.
 
Fuente: La mente maravillosa.

 
Aprovecha esta temporada para relajarte, divertirte, estar con tus seres queridos y reflexionar sobre tu pasado y futuro.
 
Vacaciones. Una hermosa palabra que muchas veces no existe en el vocabulario de un emprendedor. Déjate de las semanas completas de vacaciones que tenías cuando estudiabas; un día o dos fuera de la oficina suena a una locura descabellada e impensable. ¿Cómo sobrevivirá mi negocio si yo no estoy? ¿Qué harán mis empleados en mi ausencia? ¿Qué pasa si un cliente me busca y pierdo una oportunidad por estar fuera de su alcance?
 
La realidad es que todos sobrevivirán; tú, tu negocio, tu equipo y tus clientes. Y también es cierto que tanto tú como tus colaboradores necesitan alejarse un tiempo del trabajo para pensar y hacer las cosas que les apasionan. Así que si ya te convencimos de darte unas breves vacaciones de mitad de año (aunque no puedas irte a una playa), toma nota de 10 cosas que no debes dejar de hacer: 
 
1. Comparte tiempo con tu familia y amigos. Sí, suena obvio, pero lo más seguro es que durante los primeros meses de tu negocio hayas descuidado hasta las relaciones más cercanas y gratificantes. Estos días dales tiempo de calidad y olvídate de tu laptop y celular. Aprovecha que la ciudad está medio vacía para ir a parques o a los lugares que tu pareja, padres o hijos han querido ir todo el año. 
 
Tampoco olvides a tus mejores amigos; ésos que han estado contigo en las buenas y en las malas. Llámales y organiza una reunión con ellos. Notarás cuánto te hacía falta reírte y tomarte unos tragos con personas que te quieren y en las que confías. 
 
2. Lee un buen libro. Las exigencias y obligaciones del día a día hacen que olvidemos las cosas que más disfrutamos. Si eres un apasionado de la lectura, aprovecha esta temporada para leer aquel libro que tenías en espera en tu repisa o que un buen amigo te regaló. Además de relajarte y pasar un buen momento, seguramente obtendrás enseñanzas que te ayudarán a ser mejor el próximo año. 
 
Lo mismo ocurre con tus programas favoritos: estos días pueden ser ideales para ver las temporadas de tus series que, por falta de tiempo, no has podido completar. 
 
3. Haz ejercicio. Ejercitarte es bueno para tu salud, humor y concentración. Practica algún deporte que realmente disfrutes, ya sea unas clases de zumba o de yoga, correr por el parque, andar en bicicleta, nadar, etcétera. La idea es que lo disfrutes y que al mismo tiempo fortalezcas tus músculos y huesos que probablemente pasaron buena parte del año sentados incómodamente frente a tu pantalla. 
 
4. Desenchúfate. Nuevamente, no pasará nada si te ausentas un día, un fin de semana o una semana completa. Antes de tomarte vacaciones, indica a tus clientes y empleados que estarás fuera de alcance durante ciertas fechas y que sólo deben comunicarse contigo en caso de emergencia. Asimismo, es básico que definas qué es urgente e intentes limitar al máximo ese listado. Evita la tentación de revisar tus emails, contestar a todas las llamadas y responder a los mensajes. 
 
5. Ponte en contacto con la naturaleza. Para los que vivimos en las grandes ciudades, un respiro de aire fresco puede cambiar completamente nuestra perspectiva y humor. Aprovecha estos días para ir a parques o zonas naturales cercanas a ti; te sorprenderás de la cantidad de espacios como éstos en metrópolis como la Ciudad de México. Por mencionar algunos, están el Bosque de Chapultepec (al fondo de la 1era sección, sobre todo entre semana, hay gran tranquilidad), los Dinamos en la Delegación Magdalena Contreras o el Bosque de Tlalpan. En estos parajes podrás relajarte e inspirarte para estar a solas contigo mismo y encontrar buenas ideas. 
 
6. Escribe. El ejercicio de la escritura no sólo puede resultar tranquilizante, sino también una pequeña terapia para disminuir el estrés y desatar tu creatividad. Escribe en tu computadora o en un cuaderno acerca de las mejores experiencias que tuviste este año y cuáles son tus sueños para el siguiente. Poner las cosas por escrito las hace un poco más reales; además, quizás te des cuenta que puedes convertirlo en un hábito y que es una excelente idea abrir un blog para promoverte como emprendedor o experto en tu industria. 
 
7. Redacta tarjetas de agradecimiento. El fin de año es una buena época para reflexionar. Aprovecha este impulso para escribir a mano tarjetas en las que agradezcas a todas las personas que te ayudaron a alcanzar tus objetivos durante este año. Puede ser desde a tus colegas y socios, hasta a tus familiares, amigos, personas del servicio, proveedores, etcétera. Al seguir esta técnica lo más probable es que descubras que existe mucha gente que te apoya y facilita la vida. 
 
8. Cómprate un regalo. Sí, probablemente tengas un presupuesto muy ajustado y tu negocio está absorbiendo todo tu capital. La idea no es endeudarte o gastar de más, sino darte un pequeño agradecimiento y una recompensa por lo que trabajaste este año. Piensa en una cosa que realmente desees y regálatela.  
 
9. Arregla desperfectos en tu casa. No suena a lo más divertido del mundo, pero probablemente hay cosas en tu hogar que no funcionan bien y que no has tenido tiempo para arreglar. Hacerlo mejorará tu productividad y humor en los siguientes meses, y quizás hasta descubras que era mucho más fácil que lo que esperabas. También puedes arreglar cajones y tu closet, para deshacerte de las cosas que ya no usas y dárselas a los más necesitados. 
 
10. Diviértete. Como emprendedor, seguramente encuentras divertido tu trabajo: al fin y al cabo estás haciendo lo que querías, ¿no? Aunque si bien dicen que si haces lo que te apasiona no trabajarás uno solo de tus días, lo cierto es que por perseguir este sueño has tenido que sacrificar algunas cosas que te divertían. Usa estos días para retomarlas; ya sea salir con tus amigos, jugar futbol, salir a algún destino cercano, visitar un museo, leer un comic, hacer un rompecabezas, ir al cine, jugar videojuegos o lanzarte de un paracaídas. Cualquier actividad que realmente te emocione.
 
Fuente: Soy Entrepreneur. 

 
Se trata de un interesante cuento de la autoría del escritor argentino Marco Marco DeneviMarco DeneviDenevi.
 
 
Espero que disfrutes...
 
GÉNESIS, 2
 
Imaginad que un día estalla una guerra atómica. Los hombres y las ciudades desaparecen. Toda la tierra es como un vasto desierto calcinado. Pero imaginad también que en cierta región sobreviva un niño, hijo de un jerarca de la civilización recién extinguida.
 
El niño se alimenta de raíces y duerme en una caverna. Durante mucho tiempo, aturdido por el horror de la catástrofe, sólo sabe llorar y clamar por su padre. Después sus recuerdos se oscurecen, se disgregan, se vuelven arbitrarios y cambiantes como un sueño. Su terror se transforma en un vago miedo.
 
A ratos recuerda, con indecible nostalgia, el mundo ordenado y abrigado donde su padre le sonreía o lo amonestaba, o ascendía (en una nave espacial) envuelto en fuego y en estrépito hasta perderse entre las nubes.
 
Entonces, loco de soledad, cae de rodillas e improvisa una oración, un cántico de lamento. Entretanto la tierra reverdece: de nuevo brota la vegetación, las plantas se cubren de flores, los árboles se cargan de frutos.
 
El niño, convertido en un muchacho, comienza a explorar la comarca. Un día ve un ave. Otro día ve un lobo. Otro día, inesperadamente, se halla frente a una joven de su edad que, lo mismo que él, ha sobrevivido a los estragos de la guerra nuclear. Se miran, se toman de la mano: ya están a salvo de la soledad. Balbucean sus respectivos idiomas, con cuyos restos forman un nuevo idioma.
Se llaman, a sí mismos, Hombre y Mujer. Tienen hijos.
 
Varios miles de años más tarde una religión se habrá propagado entre los descendientes de ese Hombre y de esa Mujer, con el padre del Hombre como Dios y el recuerdo de la civilización anterior a la guerra como un Paraíso perdido.
 

 
Juan Bosch es un real referente del cuento, además de en República Dominicana, Juan BoschJuan Boschen todo el mundo hispano.
 
 
Aquí te  comparto uno de sus cuentos incluidos en Cuentos escritos en el exilio (publicación de 1962).
 
Espero que te deleites con...
 
LA MANCHA INDELEBLE
 
Todos los que habían cruzado la puerta antes que yo habían entregado sus cabezas, y yo las veía colocadas en una larga hilera de vitrinas que estaban adosadas a la pared de enfrente. Seguramente en esas vitrinas no entraba aire contaminado, pues las cabezas se conservaban en forma admirable, casi como si estuvieran vivas, aunque les faltaba el flujo de la sangre bajo la piel. Debo confesar que el espectáculo me produjo un miedo súbito e intenso. Durante cierto tiempo me sentí paralizado por el terror.
 
Pero era el caso que aún incapacitado para pensar y para actuar, yo estaba allí: había pasado el umbral y tenía que entregar mi cabeza. Nadie podría evitarme esa macabra experiencia. La situación era en verdad aterradora.
 
Parecía que no había distancia entre la vida que había dejado atrás, del otro lado de la puerta, y la que iba a iniciar en ese momento. Físicamente, la distancia sería de tres metros, tal vez de cuatro. Sin embargo lo que veía indicaba que la separación entre lo que fui y lo que sería no podía medirse en términos humanos.
 
-Entregue su cabeza -dijo una voz suave.
 
-¿La mía? -pregunté, con tanto miedo que a duras penas me oía a mí mismo.
 
-Claro. ¿Cuál va a ser?
 
A pesar de que no era autoritaria, la voz llenaba todo el salón y resonaba entre las paredes, que se cubrían con lujosos tapices. Yo no podía saber de dónde salía. Tenía la impresión de que todo lo que veía estaba hablando a un tiempo: el piso de mármol negro y blanco, la alfombra roja que iba de la escalinata a la gran mesa del recibidor, y la alfombra similar que cruzaba a todo lo largo por el centro; las grandes columnas de mayólica, las cornisas de cubos dorados, las dos enormes lámparas colgantes de cristal de Bohemia. Sólo sabía a ciencia cierta que ninguna de las innumerables cabezas de las vitrinas había emitido el menor sonido.
 
Tal vez con el deseo inconsciente de ganar tiempo, pregunté.
 
-¿Y cómo me la quito?
 
-Sujétela fuertemente con las dos manos, apoyando los pulgares en las curvas de la quijada; tire hacia arriba y verá con qué facilidad sale. Colóquela después sobre la mesa.
 
Si se hubiera tratado de una pesadilla me habría explicado la orden y mi situación. Pero no era una pesadilla. Eso estaba sucediéndome en pleno estado de lucidez, mientras me hallaba de pie y solitario en medio de un lujoso salón. No se veía una silla, y como temblaba de arriba abajo debido al frío mortal que se había desatado en mis venas, necesitaba sentarme o agarrarme de algo. Al fin apoyé las dos manos en la mesa.
 
-¿No ha oído o no ha comprendido? -dijo la voz.
 
Ya dije que la voz no era autoritaria sino suave. Tal vez por eso me parecía tan terrible. Resulta aterrador oír la orden de quitarse la cabeza dicha con tono normal, más bien tranquilo. Estaba seguro de que el dueño de esa voz había repetido la orden tantas veces que ya no le daba la menor importancia a lo que decía.
 
Al fin logré hablar.
 
-Sí, he oído y he comprendido -dije-. Pero no puedo despojarme de mi cabeza así como así. Deme algún tiempo para pensarlo. Comprenda que ella está llena de mis ideas, de mis recuerdos. Es el resumen de mi propia vida. Además, si me quedo sin ella, ¿con qué voy a pensar?
 
La parrafada no me salió de golpe. Me ahogaba. Dos veces tuve que parar para tomar aire. Callé, y me pareció que la voz emitía un ligero gruñido, como de risa burlona.
 
-Aquí no tiene que pensar. Pensaremos por usted. En cuanto a sus recuerdos, no va a necesitarlos más: va a empezar una nueva vida.
 
-¿Vida sin relación conmigo mismo, sin mis ideas, sin emociones propias? -pregunté.
 
Instintivamente miré hacia la puerta por donde había entrado. Estaba cerrada. Volví los ojos a los dos extremos del gran salón. Había también puertas en esos extremos, pero ninguna estaba abierta.
 
El espacio era largo y de techo alto, lo cual me hizo sentirme tan desamparado como un niño perdido en una gran ciudad. No había la menor señal de vida. Sólo yo me hallaba en ese salón imponente. Peor aún: estábamos la voz y yo. Pero la voz no era humana, no podía relacionarse con un ser de carne y hueso. Me hallaba bajo la impresión de que miles de ojos malignos, también sin vida, estaban mirándome desde las paredes, y de que millones de seres minúsculos e invisibles acechaban mi pensamiento.
 
-Por favor, no nos haga perder tiempo, que hay otros en turno -dijo la voz.
 
No es fácil explicar lo que esas palabras significaron para mí. Sentí que alguien iba a entrar, que ya no estaría más tiempo solo, y volví la cara hacia la puerta. No me había equivocado; una mano sujetaba el borde de la gran hoja de madera brillante y la empujaba hacia adentro, y un pie se posaba en el umbral. Por la abertura de la puerta se advertía que afuera había poca luz. Sin duda era la hora indecisa entre el día que muere y la noche que todavía no ha cerrado.
 
En medio de mi terror actué como un autómata. Me lancé impetuosamente hacia la puerta, empujé al que entraba y salté a la calle. Me di cuenta de que alguna gente se alarmó al verme correr; tal vez pensaron que había robado o había sido sorprendido en el momento de robar. Comprendía que llevaba el rostro pálido y los ojos desorbitados, y de haber habido por allí un policía, me hubiera perseguido. De todas maneras, no me importaba. Mi necesidad de huir era imperiosa, y huía como loco.
 
Durante una semana no me atreví a salir de casa. Oía día y noche la voz y veía en todas partes los millares de ojos sin vida y los centenares de cabezas sin cuerpo. Pero en la octava noche, aliviado de mi miedo, me arriesgué a ir a la esquina, a un cafetucho de mala muerte, visitado siempre por gente extraña. Al lado de la mesa que ocupé había otra vacía. A poco, dos hombres se sentaron en ella. Uno tenía los ojos sombríos; me miró con intensidad y luego dijo al otro:
 
-Ese fue el que huyó después que ya estaba…
 
Yo tomaba en ese momento una taza de café. Me temblaron las manos con tanta violencia que un poco de la bebida se me derramó en la camisa.
 
Ahora estoy en casa, tratando de lavar la camisa. He usado jabón, cepillo y un producto químico especial que hallé en el baño. La mancha no se va. Está ahí, indeleble. Al contrario, me parece que a cada esfuerzo por borrarla se destaca más.
 
Mi mal es que no tengo otra camisa ni manera de adquirir una nueva. Mientras me esfuerzo en hacer desaparecer la mancha oigo sin cesar las últimas palabras del hombre de los ojos sombríos:
- …después que ya estaba inscrito.
 
El miedo me hace sudar frío. Y yo sé que no podré librarme de este miedo; que lo sentiré ante cualquier desconocido. Pues en verdad ignoro si los dos hombres eran miembros o eran enemigos del Partido.
 

 
Se trata de un poema del escritor brasileño Lêdo Ivo. Ivo es autor de poemas, Lêdo IvoLêdo Ivocuentos, ensayos y novelas. Pertenece a la generación del 45 y es considerado uno de los escritores más importantes de la literatura brasileña actual. Con Réquiem ganó el Premio Casa de las Américas, en la categoría de literatura brasileña, en 2009.
 
 
Espero que disfrutes...
 
VALS FÚNEBRE PARA HERMENGARDA
 
 
Heme aquí junto a tu sepultura,
Hermengarda,
para llorar tu carne pobre y pura
que nadie de nosotros vio pudrirse.
Otros vendrán lúcidos y enlutados,
sin embargo yo vengo borracho,
Hermengarda, yo vengo borracho.
Y si mañana encuentran la cruz de tu tumba
caída en el suelo
no fue la noche, Hermengarda,
ni fue el viento.
Fui yo.
Quise amparar mi ebriedad en tu cruz
y rodé por el suelo donde reposas
cubierta de margaritas, triste todavía.
Heme aquí junto a tu tumba,
Hermengarda,
para llorar nuestro amor de siempre.
No es la noche, Hermengarda, ni es el viento.
Soy yo.

 
Walt Whitman fue un poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y Walt WhitmanWalt Whitmanhumanista estadounidense. Nació el 31 de mayo de 1819 en West Hills, Nueva York. Murió el 26 de marzo de 1892 en Camden, Nueva Jersey.
 
 
Su trabajo se inscribe en la transición entre el trascendentalismo y el realismo filosófico, incorporando ambos movimientos a su obra.
 
Aquí te comparto su poema titulado:
 
NO TE DETENGAS
 
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …
 

 
Mónica Lavín es una escritora y periodista mexicana ganadora del Premio NacionalMónica LavínMónica Lavín de Literatura Gilberto Owen por su novela Ruby Tuesday no ha muerto.
 
 
Aquí te comparto el microrrelato que esta mujer ha logrado en una oración. Se titula:
 
Motivo literario
 
Le escribió tantos versos, cuentos, canciones y hasta novelas que una noche, al buscar con ardor su cuerpo tibio, no encontró más que una hoja de papel entre las sábanas.
 

 
Esta es una verdadera genialidad de Mario Benedetti. En cinco oraciones esteMario BenedettiMario Benedetti extraordinario escritor logra contarnos una interesantísima historia.
 
 
Se trata de un microrrelato sobre una pareja.
 
Te invito a disfrutar de: 
 
Su amor no era sencillo
 
 
Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse. En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
 

 
Se trata de un microrrelato de Trinidad Grande Pardo, escritora que, aunque vive en España desde los 11 años, nació en Dortmund Hörde, Alemania, en 1963.Trinidad Grande PardoTrinidad Grande Pardo
 
Entre otros reconocimientos, obtuvo en 2012 el primer premio en el concurso “Micro-relato Trujillo” con su texto “Viernes”.
 
Espero que disfrutes su esrito titulado:
 
Entre fogones.
 
Con esa cara que anuncia la peor de las noticias llega él y, apoyando el cuerpo cansado en el quicio de la puerta y los ojos mojados en el suelo de la cocina, me lo dice con la voz ya casi en la calle.
 
Después no sé cómo definir su rostro, pero creo que nunca antes deseó tanto ser pájaro para escapar volando por la ventana abierta junto al humo que sale de la olla. Se queda callado, sin mirarme, quizás por eso le coge por sorpresa mi risa alegre.
 
Río feliz y aliviada, me esperaba lo peor. Lo que ha venido a decirme ahora, al cabo de la vida, es que no me quiere.
 
–Amor mío, y qué importa eso, si durante la vida entera ya nos quise yo por los dos; vete tranquilo a preparar la maleta y, si aún te queda tiempo, comamos juntos, la comida está lista.
 

 
Es algo que todos estamos buscando, la solución perfecta que reduzca al mínimo nuestra vida laboral, mientras siga terminando las cosas que necesitamos terminar. Esa solución no existe, pero con una combinación de estrategias, puedes llegar a donde quieres estar.
 
Ahora bien, ninguno de estas estrategias cambiará tu vida completamente. Pero pueden hacer una gran diferencia, y cuando se usan juntas, tu vida laboral podría volverse agradable, productiva, sin estrés y con mucha diversión. Estos consejos no funcionarán para todos. No están hechos para ser usados como una guía paso-a-paso. Es una lista de estrategias que funcionan – elige tus favoritas y dales una oportunidad.
 
Descubre las estrategias para trabajar más inteligentemente.
 
1. Una meta. Establece una única meta para llevar a cabo este año – Yo sé que probablemente quieras lograr 12 metas, pero es muy difícil mantener tu atención en más de una meta, y eso difunde tu energía.
 
Elije una meta para los próximos 12 meses, y luego una meta simple de 3-6 meses que te conduzca a tu meta de 12 meses. A continuación, elije algo que puedas lograr dentro de las próximas 1-2 semanas que te lleven hacia tu meta de 3-6 meses.
 
Ahora céntrate en ese objetivo a corto plazo, dándole toda tu energía, y cuando lo logres, establece tu próximo objetivo a corto plazo hasta que hayas logrado tu objetivo de medio plazo.
 
2. Encuentra una pasión. Todos estos consejos son sólo un escaparate si encuentras un trabajo que te apasione. Si no estás en un trabajo que te guste, comienza la búsqueda de ese trabajo ahora mismo.
 
No necesitas renunciar a tu trabajo actual de inmediato, pero empieza a hacer algunas investigaciones en la web. Piense en lo que realmente te interesa, habla con quienes estén haciendo lo que quieres hacer. Haz de este tu único objetivo para este año, y podría convertirse en tu mejor año.
 
3. Trabaja desde casa. Esta no es una solución milagrosa, pero es algo que a muchas personas les gustaría hacer. Y es totalmente posible – más y más personas lo están haciendo todos los días.
 
¿Es algo que quisieras hacer? Piensa un poco al respecto, y encuentra una solución que funcione para ti. Tal vez puedas trabajar online en tu trabajo actual desde casa. Planea cómo decírselo a tu jefe, asegúrate de centrarse en los beneficios que le traerá a la empresa.
 
O podrías encontrar otro trabajo que te permitiera trabajar desde casa – incluso si la paga es menor en un primer momento, habrás reducido los costos de no tener que viajar o comer en el trabajo o comprar ropas caras de trabajo, y también habrás aumentado tu satisfacción.
 
4. Llega temprano. Si el tele-trabajo no es lo tuyo, trata de llegar al trabajo 30-60 minutos antes que el resto. O incluso más.
 
Esto podría requerir que aprendas a levantarte más temprano, pero los beneficios son muchos: esquivas el tráfico de la mañana, puedes trabajar sin distracciones hasta que el resto de tus compañeros de trabajo entren, puedes estar por delante de los demás y hacer más cosas. Empezar temprano es una gran manera de comenzar tu jornada de trabajo y ser más productivo.
 
5. Trabaja 4 días. Si puedes controlar tu horario de trabajo (o puedes convencer a tu jefe de cambiarlo), trata de trabajar menos días. Trabaja cuatro días a la semana no solamente que dará un día adicional de descanso, sino que te forzará a ser más productivo en los días de trabajo.
 
Piensa en esto: si supieras que tienes que tener todo tu trabajo hecho para el final del jueves, te concentrarías más en lo que realmente necesitas terminar, y te distraerías menos también. ¿Qué harías menos? ¿Contestar E-mails? ¿Leer cosas por Internet? ¿Chatear? ¿Jugar al buscar minas? Esas cosas sin importancia se desvanecen cuando tu tiempo es limitado.
 
6. Trabaja seis horas al día. El mismo concepto que el anterior, pero reconfigurado. Personalmente, elegiría trabajar cuatro días a la semana, pero eso puede no funcionar para todos. Llegar temprano e irse aun más temprano, (imagina un día laboral de 7 a.m. – 1 p.m.). Con enfoque, se puede hacer.
 
7. Trabaja 20 horas. Esto puede parecer imposible. Y si eres un empleado de tiempo completo, tal vez lo sea. Pero puedes elegir entre 1) tele-trabajar, y tener hecho tu trabajo en menos horas, o 2) trabajar para ti mismo.
 
Ahora, voy a admitir que estas opciones no funcionarán para todos, pero se pueden realizar. Y también voy a admitir que en trabajar para ti mismo, tenderás a trabajar más horas, no menos. Pero si limitas tus horas a 20, te obligará a concentrarte de la misma forma en la que lo haces para trabajar cuatro días a la semana. Y si te centras solamente en aquellas tareas que son realmente importantes (ver punto siguiente), puedes tener hecho un montón de cosas en esas 20 horas a la semana.
 
8. Las Tareas Más Importantes (TMIs). Cada día, haz una lista con sólo tres ítems: Las tres Tareas Más Importantes (TMI) que deseas llevar a cabo hoy. Haz que al menos una de ellas esté relacionada con tu objetivo principal.
 
Las otras podrían ser sobre algo que hayas estado postergando, o sobre un proyecto que tengas que realizar hoy, o algo similar. Idealmente, estos TMI son tareas realmente importantes – tareas que te harán ganar reconocimiento o ingresos en el largo plazo. Ahora enfócate en estas, asegúrate de llevarlas a cabo.
 
Lo mejor es hacer las cosas de tus TMIs por la mañana, antes de ser interrumpido por un montón de otras cosas. Si haces sólo tres cosas hoy (puedes elegir más o menos de tres TMIs, pero he encontrado que tres funciona bien para mí), que sean de las TMIs.
 
9. Procesa por lotes. Normalmente hay un montón de pequeñas tareas que tenemos que hacer que no son tan importantes. Email, documentos, llamadas telefónicas, cosas así. En vez de hacer esas pequeñas cosas durante el día, interrumpiéndote y distrayéndote de tus tareas importantes, Hazlas todas juntas a una hora determinada del día.
 
Haz una pequeña lista de estas tareas, y en la primera hora de tu jornada laboral (o la que funcione para ti), comienza a procesarlas lo más rápido posible, tachándolas de tu lista.
 
10. Tele-trabaja 1 día a la semana. Si no puedes convencer a tu jefe de que te deje trabajar completamente desde tu casa, trata con un día a la semana. Podrías comenzar llamando y avisar que estás enfermo y que seguirás terminando tus asuntos pendientes desde casa. O que quieres intentarlo, sólo por un día esta semana, porque crees que te hará más productivo.
 
11. Hazte independiente como un segundo trabajo. Esto es algo que yo hago, y gano un extra de 2000 € al mes haciéndolo. Es un trabajo extra, pero me ayuda a pagar las cuentas (y pagar las deudas y ahorrar). Eventualmente, si te vuelves bueno como independiente, podrías hacerlo a tiempo completo. 
 
Para hacer esto como un segundo trabajo, deja un poco de tiempo del día para tu trabajo como independiente. Yo uso las primeras horas de la mañana (me levanto una hora antes y que me dedicó a una tarea), mi hora de almuerzo, mi tiempo de trabajo (con permiso), o por la noche. Si pudieras hacer una o dos tareas al día, podrás obtener un ingreso decente, empezarás tu camino hacia trabajar para ti mismo.
 
12. Para llevar. Esto no cambia vidas, pero yo almuerzo en el trabajo todos los días (sobras o un bocadillo) por lo general, con algunos snacks como frutas por ejemplo ¿Cómo ayuda esto? Bueno, me ahorra mucho dinero (unos pocos miles al año), me permite trabajar durante el almuerzo, y me da tiempo para mi trabajo independiente o tal vez me permita salir del trabajo temprano
 
13. Ve en bicicleta a tu trabajo. Una vez más, no necesariamente cambia vidas, pero si puedes viajar aunque sea un par de veces a la semana en bicicleta, ahorrarás dinero en gasolina, reducirás el estrés de la hora pico del tráfico, y harás ejercicio diario al mismo tiempo. Una ducha en el trabajo (o en algún gimnasio cercano) ayudará a hacer esto más fácil.
 
14. Tome proyectos de alto perfil. Si tomas un trabajo cualquiera, tu jefe podría o no apreciarlo, pero desde luego no te hará una estrella y no te llevará muy lejos. En cambio, ofrécete para los proyectos grandes, los que le darán un nombre a ambos, a ti y a tu empresa. Si no hay ninguno disponible, haz el tuyo propio.
 
Asegúrate de que puedas hacerlo bien, si lo haces, estos proyectos tendrán un enorme impacto en tu vida. Las tareas de estos proyectos deberán estar en tus TMIs de todos los días. Si tomas los proyectos de alto impacto, puedes ser más productivo trabajando medio día que trabajando 10 horas al día en tareas que no importarán hasta la próxima semana.
 
15. Automatiza tu negocio. Si tienes tu propio negocio, o estás estableciéndolo, encuentra la manera de automatizarlo lo más que puedas. Todo puede ser subcontratado, desde la fabricación, el mailing, la publicidad, el recibo de órdenes, la atención al cliente hasta el procesamiento de las tarjetas de crédito.
 
Pon tu negocio en línea, con pedidos en línea, y dales a tus subcontratados la habilidad de tomar decisiones (con ciertos límites, siguiendo las reglas que tú hayas impuesto) sin tu aprobación, Deja de ser el cuello de botella.
 
Si está completamente automatizado, tu negocio requerirá menos de tu trabajo una vez que ya tengas todo establecido. Entonces todo lo que tendrás que hacer es comprobar de vez en cuando para asegurarte que las cosas estén funcionando sin problemas, y asegurarte de que tu dinero está siendo depositado en tu cuenta bancaria.
 
16. Guarda tu aumento. Si consigues un aumento de sueldo (y si no lo tuviste desde ya hace un tiempo, es necesario hacer que eso ocurra, tomando proyectos de alto perfil y luego pedir el aumento), no aumentes tus gastos. Toma ese aumento y ponlo en el banco. No aumentará tu productividad, pero puede aumentar tu estabilidad financiera.
 
17. Limpia tu escritorio. Un escritorio desordenado puede ser el signo de una mente creativa, pero en mi experiencia (he probado los dos desordenado y ahora limpio), tener un escritorio que esté limpio es mucho más relajante, mucho más productivo y más organizado.
 
Lo más importante es que reduce el desorden visual y te permite concentrarte en la tarea que tengas a mano, incrementando tu productividad. Limpiar tu escritorio puede tomar tiempo, pero vale la pena; toma todos tus papeles (¡Todos!) y ponlos en una bandeja, o en una pila si no encajan.
 
Ahora procésalos, uno a la vez, de arriba a abajo, archívalos, anota los que son para hacer ahora, delégalos, tira cada documento o anota las tareas en una lista de “Tareas pendientes” para más adelante (y archiva los documentos “para hacer ahora” en una carpeta de acción).
 
18. Fragmenta. Si un proyecto o tarea parece demasiado intimidante, divídela en tareas más pequeñas, y centrarse sólo en la primera tarea que necesitas que hacer. Por ejemplo, en lugar de “informe de investigación”, sólo encuentra tres fuentes en Internet. Tú puedes leer cada una de estas fuentes y tomar notas después de eso.
 
19. Delega. ¡Termina con la costumbre de pensar que tienes que hacer todo por ti mismo! Abandona el control y aprender a confiar en los demás. Si no crees que una persona pueda manejar una tarea, tómate el tiempo para entrenarlo. Esto te ahorrará toneladas de tiempo y dolores de cabeza más adelante. Y por delegar, empoderarás a otros mientras que reducirás tu lista de tareas, dejándote concentrar en lo que es realmente importante.
 
20. Elimina. ¿Tu lista de tareas pendientes tiene un kilómetro de largo? ¿Nunca serás capaz de hacer todas esas cosas? Divídela en dos y elimina las cosas que realmente no son necesarias hacer, o delégalas a otros. Y de esa lista, selecciona las tres cosas más importantes que necesitas hacer hoy. Adquiere el hábito de eliminar tantas tareas y procesos que normalmente haces como te sea posible, y tu trabajo se simplificará enormemente.
 
21. Borra distracciones. Además de limpiar tu escritorio, puedes permitirte enfocarte más eliminando todas las distracciones: Email o mensajería instantánea, Twitter, otras páginas web (de hecho, tal vez sea bueno desconectarse de Internet), llamadas, el desorden a tu alrededor o en tus paredes. Usa auriculares para que tus compañeros de trabajo te interrumpan menos, o hazles saber que no estás disponible ahora. Céntrate más, y obtendrás más resultados.
 
22. Elimina las reuniones. Una de las mayores pérdidas de tiempo en nuestra vida laboral. La mayoría de las veces, una reunión podría haberse llevado a cabo con un correo electrónico o una llamada telefónica. Pide salir de las reuniones (o si usted es el jefe, elimínalos) afirmando que tienes un proyecto en el que necesitas trabajar. Entonces, sé muy productivo durante el tiempo que estarías en la reunión, y muéstrale a tu jefe lo mucho que haces.
 
23. Usa el Email una vez al día. No utilices el correo electrónico durante el día. Establece una hora determinada durante el día para procesar tu correo electrónico, procésalo, y deja vacía tu bandeja de entrada (utilizar los mismos pasos que en “limpia tu escritorio” más arriba). Si revisas tu correo electrónico durante el día, te estás permitiendo a ti mismo estar distraído y estar a merced de cualquier persona que te envíe una solicitud.
 
Y por estar enviado mensajes por Email todo el día, estás generando incluso más respuestas, complicando el problema. Procesa por lotes, y obtendrás muchas más cosas hachas.
 
Fuente: El arte de la estrategia.
 
 
 
 

 
Tus 20 años son la edad para descubrir lo que realmente te gusta del mundo y cómo encajas ahí. La transición de un estilo de vida sin responsabilidades importantes hacia el "mundo real" hace que los 20 años sean una década de duras lecciones. Dondequiera que estés en la edad de 20 años, ya sea si eres independiente o estás aún con tus padres, haciendo tu carrera o en la escuela de posgrado, puedes aprender de los que ya han pasado por esto. 
 
Aquí hay 20 duras lecciones que todas las personas deben aprender en sus 20 años: 
 
1. Tu visión del mundo probablemente podría ser defectuosa. Es natural sentirte como si tuvieras una sólida filosofía de vida descubierta en el momento de graduarte en la universidad, pero lo más probable es redefinir la forma de ver las relaciones, la política, tu carrera, y cualquier otra cosa que te puedas imaginar. Como dice Rachel Laine, "descubres que todo lo que pensabas, todo lo que habías descubierto estaba trágicamente mal, irrisoriamente confundido o era absolutamente delirante". 
 
 
2. Es más difícil que funcionen tus mentiras y excusas. Tal vez tenías la costumbre de salirte con la tuya cosas inventando historias para tus padres o profesores. Pero la mentira y el engaño no servirán más en tu vida profesional o personal. 
 
3. Ya no puedes salir de fiesta como solías hacerlo. En la universidad es posible que hayas sido capaz de pasar una noche bebiendo como un pirata hasta las 2 de la mañana y llegar a clase a las 11 horas. Este tipo de estilo de vida es incompatible con la mayoría de las carreras. Y llegarás a encontrar que a medida que avanzas a través de los 20 años, tu cuerpo encuentra cada vez más difícil hacer frente a los excesos. Disfruta de tus vicios con moderación, haz ejercicio y come bien. Tu futuro yo te lo agradecerá. 
 
4. Los demás se van a resentir si intentas tener siempre la razón. Vas a tener que dejar de estar en lo cierto en todos los temas, esto no es un concurso ni es un juego. No se puede ganar siempre en la vida. Así que vete pensando en decir "gracias por tu perspectiva. Voy a pensar en eso," o, "Me equivoqué. Lo siento." 
 
5. La vida es dura y nunca se vuelve más fácil. A medida que tus responsabilidades comienzan a acumularse a partir de los 20 años, te darás cuenta de que salir adelante - y sobre todo lograr un gran éxito - requiere mucho trabajo. Y siempre habrá fracasos y reveses. 
 
"Vas a fracasar en la vida, una y otra y otra vez. No va a sentir que esto sea justo. Tal vez durante décadas. Tienes que seguir adelante. Sigue adelante." Los logros significativos requieren sacrificios y dedicación. 
 
 
6. Las relaciones significativas son difíciles de mantener. Cuando decides considerar el matrimonio o por lo menos una seria relación romántica, te vas a dar cuenta de que requiere un montón de sacrificios y trabajo. Te darás cuenta de que lo mismo pasa con tus amigos más cercanos, que también vas a cambiar a medida que envejeces. Pero estas relaciones son más importantes para tu felicidad y satisfacción que cualquier otra cosa en tu vida. 
 
7. Eres reemplazable en el trabajo. Muchas empresas se presentan como familias, pero verás que al final del día eso son sólo palabras. Si tu empresa ya no puede darse el lujo de seguir con tus servicios o piensa que puede invertir más sabiamente en otra persona, se te desvincula de esa familia con bastante facilidad. La empresa no te quiere. No tiene corazón 
 
8. No dispones la eternidad para encontrar y perseguir tu pasión. El dinero que consigues por tu trabajo no significará nada si no estás realmente disfrutando de la vida. Si persigues una carrera exclusiva para tener un gran sueldo y dejar de lado las cosas que te gustan para perseguirlas más tarde, encontrarás que a medida que creces se convierte en algo mucho más difícil el cambiar de profesión o dedicarse a un proyecto que te apasione. 
 
9. No tienes derecho a nada. Es necesario ser humilde, sobre todo con las ventajas que puedes haber recibido por pura suerte. Y nunca pienses que sólo porque tienes títulos de universidades de élite te van a garantizar privilegios en la vida. Sé agradecido por lo que tienes y te das cuenta de que en un momento se pueden perder las cosas que damos por sentado. 
 
10. Las peleas y los rencores te harán una persona miserable. Evite las peleas. En serio, evítalas como si fueran una plaga. Nadie gana en una pelea, incluso si sales ileso. Acepta disculpas y pide disculpas cuando te equivoques. No llenes tu vida con la negatividad. Siempre tendrás que desarrollar tus habilidades de comunicación y negociación. 
 
11. Debes seguir aprendiendo si quieres tener éxito. Tu educación está muy lejos de terminar después de salir de un aula por última vez. Dedícate a aprender cosas que te ayudarán en tu carrera, incluyendo las capacidades para asimilar, comunicar y persuadir. 
 
12. Las decisiones que se toman en unos segundos pueden tener ramificaciones a largo plazo. Nunca tomes una decisión en un impulso emocional. Una decisión estúpida tomada sobre la marcha puede privarte de años de alegría y felicidad. 
 
13. El dinero es difícil de ganar. Cuando tu familia te apoya, puede ser difícil de entender lo mucho que vale el dinero. Sin embargo, cuando comienzas a vivir con tus medios, pronto te darás cuenta de que las cosas frívolas que normalmente no dabas importancia ahora adquieren una idea sobre la compra de que no vale la pena las horas de trabajo al ver la etiqueta del precio. 
 
14. Es muy probable que tu círculo de amigos se haga más pequeño. Al pasar por los 20 años, naturalmente comienzas a alejarte de algunos de sus amigos. Atrás han quedado los días de fiesta con una habitación llena de sus amigos. Te darás cuenta, sin embargo, de que los amigos que se esfuerzan en mantenerse en contacto contigo son los que significan más para ti. 
 
15. Es probable que tengas un papel más importante que desempeñar en tu familia. La familia es muy importante. Hasta ahora ellos le apoyaron, ahora es tu turno. Tus padres siempre pueden tratarte como si fueras un niño, pero con el tiempo necesitarán tu ayuda emocional - y quizás incluso financiera - a medida que crecen y se hacen mayores. 
 
16. El trabajo duro no siempre se reconoce. Debes aceptar que tu jefe no siempre puede notar tus contribuciones. No permitas que eso sea una excusa para volverte perezoso, y no protestar si alguien se lleva el crédito por tu trabajo. Ten cuidado. 
 
17. La deuda te perseguirá. Pero el hecho de que los profesionales más jóvenes están viviendo con deuda no significa que sea algo con lo que debas vivir por mucho tiempo. Da prioridad a sus gastos para deshacerte de las deudas tan pronto como seas capaz de hacerlo. Y en algún momento de los 20 años es probable que consigas una tarjeta de crédito, debes usarla sabiamente. Debes darte cuenta de que vas a terminar pagando el doble, o tal vez más, de esa ronda de bebidas en el bar porque lo pones en el crédito en lugar de pagar con dinero en efectivo. 
 
18. Siempre hay alguien "mejor" que tú. Siempre va a haber personas que son más inteligentes, más alegres, y simplemente "cualquier cosa" mejores que tú. Entonces, para ser feliz, tienes que aprender a aceptarte a ti mismo y a tus defectos. Persigue el éxito en tus propios términos, no viviendo la vida de otra persona o viviendo siempre a la sombra de otro. 
 
19. Nunca tendrás "todo solucionado". ¿Recuerdas cuando pensabas que todo estaría resuelto antes de los 30 años? Te darás cuenta de lo tonto que es este pensamiento según se acerca tu 30 cumpleaños. La verdad es que te vuelves más sabio con la edad. 
 
20. Convertirse en un adulto no es una transformación mágica. Ser adulto es más una cuestión de mayores expectativas que cualquier cambio tangible. No importa lo bueno que puedas llegar a ser de adulto, no te olvides que debajo de todo, a cualquier edad, siempre está el niño un poco asustado, sin tener una idea real de lo que lo estás haciendo. Utiliza este conocimiento para reconocer que todo el mundo está en la misma situación que tú, no importa la imagen que otros proyecten al mundo. Esto puede ayudarte a ser más perspicaz, compasivo y clemente.
 
Fuente: Rendimiento personal.
 

 
Por Marc Chernoff 
 
No hay atajos a ningún lugar que valga la pena ir. Tienes que hacer cosas difíciles para ser feliz en la vida. Cosas que nadie más está haciendo. Cosas que te asustan. Cosas que nadie más puede hacer por ti. Cosas que te hagan preguntar cuánto tiempo más podrás aguantar y seguir empujando hacia adelante. 
 
¿Por qué? Porque esas son las cosas que te definen. Esas son las cosas que hacen la diferencia entre existir y vivir; entre conocer el camino y caminar el camino; entre una vida de mediocridad y una vida llena de felicidad y éxitos. 
 
Por supuesto, las cosas difíciles casi siempre son las cosas más fáciles de evitar. De posponer. De poner excusas. De pretender que de alguna manera no se aplican a ti ni a tu situación actual. 
 
Pero la realidad siempre asoma su cabeza al final. Y la verdad sobre cómo la gente común alcanza una inmensa felicidad e increíbles hazañas de éxito, es que salieron de su zona de confort e hicieron las cosas difíciles que sus contrapartes más educadas, acaudaladas y cualificadas no tuvieron el coraje, la motivación ni la determinación de hacer. 
 
Así que por tu propio bien, empieza a hacer las cosas difíciles HOY. Te lo garantizo, quedarás impresionado al ver lo extraordinario que realmente eres y cómo la vida puede ser tan increíble. Aquí tienes algunas ideas para ayudarte a empezar: 
 
1. Tienes que tomar pequeñas oportunidades todos los días. Es la mejor manera de hacerle frente a cualquier problema, aplastar a todos tus miedos y superar los mayores desafíos de la vida. Y tienes tantas oportunidades en la vida, como las que estás dispuesto a tomar. 
 
Así que nunca dejes que tu miedo decida tu futuro. Toma pequeñas oportunidades todos los días, un paso a la vez. Algunas funcionarán y otras no. Pero buenas elecciones o malas, si nunca tomas estas oportunidades, alguien más construirá tu vida por ti. Y no quieres eso. 
 
2. Tienes que preocuparte menos por lo que los demás piensen de ti. Una vida hermosa es pasar tu tiempo con pasión, ser feliz con quien eres por dentro, y no preocuparte por las pequeñas críticas de los demás. Si quieres alcanzar la grandeza, deja de pedir la aprobación de los demás. No necesitas la aprobación de nadie para ser feliz, ni para seguir tu corazón. 
 
3. Tienes que ignorar lo que los demás están haciendo y logrando. La vida se trata de romper tus propios límites y superarte a ti mismo para vivir TU mejor vida. No estás compitiendo con nadie más; planifica superar tu pasado, no a otras personas.
 
4. Tienes que invertir en ti mismo, incluso cuando nadie más lo haga. A decir verdad, sólo habrá unas pocas personas en este mundo que se quedarán por siempre contigo, y tú debes ser una de ellas. Da prioridad a tus propias necesidades en tu lista. Invierte en tu educación, salud y felicidad cada día. Crea una vida que se sienta bien por dentro, no una que se vea bien para los demás.
 
5. Tienes que predicar con el ejemplo. No le pidas a los demás o al universo que guíen tus pasos, si no estás dispuesto a mover tus pies. Si realmente lo quieres, ¡Pruébalo! La felicidad vendrá a ti, cuando salga de ti. El éxito será tuyo cuando tomes la responsabilidad de hacer de tus metas tu máxima prioridad. 
 
 
6. Tienes que poner tu corazón en tu trabajo. El amor es un verbo. Úsalo. Pon tu corazón en metas que te muevan. Trabaja duro. Al final, el amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado y luchando. 
 
7. Tienes que obtener resultados, incluso cuando poner excusas sea lo más fácil. NO hay atajos. NO hay soluciones rápidas. NO tienes que culpar a los demás. NO más “lo haré mañanas.” NO MÁS EXCUSAS! Sólo empieza. Deja de hablar y empieza a hacer! La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo conduce a la felicidad. 
 
8. Tienes que cometer errores y verte como un tonto de vez en cuando. Muy seguido, las personas exitosas que se ven más felices son las que más cosas han superado. A veces tienes que perder algo precioso para poder ganar algo invaluable. Nunca te arrepientas de tus errores y fracasos del pasado, porque te han dado fuerza. El que cae y se levanta es mucho más fuerte que el que nunca ha caído. 
 
9. Tienes que olvidar los problemas del pasado. La historia de tu vida tiene muchos capítulos. Un mal capítulo no significa que sea el final. Así que deja de re-leer el capítulo malo ya, y da vuelta la página. Acepta lo que es, deja de lado lo que fue, y ten fe en lo que podría ser. Recuerda, la vida no tiene que ser perfecta (ni de cerca) para ser maravillosa al final.
 
10. Tienes que abstenerte de sentir lástima por ti mismo. Para aquellos que tienen problemas, entiendo lo difícil que es este momento. Sólo quiero hacerles saber que las cosas van a mejorar, lo prometo. 
 
Sigue empujando hacia adelante. Sé que sientes como si a nadie le importara, pero te equivocas. A la gente le importa. A mí me importa, de lo contrario no estaría escribiendo esto. 
 
No estás solo. Podemos estar a kilómetros de distancia, pero todos estamos pasando por problemas similares. Date cuenta de que la autocompasión es inútil. La vida no se trata de sentir lástima por ti mismo. Se trata de perdonar, aceptar y buscar lo que te haga más fuerte y mejor a largo plazo.
 
11. Tienes que endurecerte. Las personas más fuertes, más felices y más exitosas no son las que siempre ganan, sino las que no se rinden cuando pierden. Caen para adelante. 
 
Así que mantén la calma cuando todo parezca ir mal. Puede que te sientas débil, pero tu espíritu es fuerte. Cuando las cosas se pongan duras, debes hacerte más duro. No ores por una vida más fácil; ora por tener la fuerza para soportar una dura, que te conduzca al éxito y la felicidad a largo plazo. 
 
12. Tienes que luchar duro por lo que crees. Gran fortaleza viene de superar lo que los demás creen que es imposible. Y a veces tienes que perder una batalla para ganar la guerra. Así que si crees firmemente en algo, lucha por ello. Con el tiempo las cosas caerán en su lugar… tal vez no hoy, pero con el tiempo lo hará… tal vez no exactamente como lo planeaste, sino como estaba destinado a ser. 
 
13. Tienes que ser paciente. No te apresures. Practica la paciencia. Mantén una buena actitud mientras trabajas duro por lo que crees. Cuando sea el momento adecuado, sucederá. 
 
14. Tienes que tomar el control de tus pensamientos antes de que estos tomen control sobre ti. A menudo es nuestro propio pensamiento lo que nos lastima. Date cuenta de esto. No puedes resolver tus problemas con la misma forma de pensar que usaste para crearlos. No tienes que encarcelarte a ti mismo. No pienses fuera de la caja. Piensa como si no hubiera ninguna caja. 
 
15. Tienes que ser positivo. La felicidad está en el corazón y la mente, no en circunstancias aleatorias. Hermosas cosas pasan cuando te distancias del pensamiento negativo. Sé positivo y sonríe ahora mismo, no porque todo esté bien, sino porque puedes ver el lado bueno de todo. Sonreír no siempre significa que estás feliz; a veces simplemente significa que eres fuerte. Y además, sonreír te ayudará a sentirte mejor. 
 
 
16. Tienes que pasar más tiempo con las personas adecuadas. Y si sabes que las personas que te rodean no con las adecuadas, tienes que cambiar a las personas que te rodean. No es fácil, pero vale la pena. No esperes ver cambios positivos en tu vida si te rodeas de gente negativa. No les des todo tu tiempo a personas que sólo merezcan una pequeña parte de tu tiempo en tu vida. Conoce tu valor y lo que tienes para ofrecer, y nunca te conformes con relaciones que te tiren para abajo. 
 
17. Tienes que defenderte. Algunas personas harán lo que sea por su propio beneficio personal a expensas de los demás, no los dejes. No aceptes ese comportamiento. No dejes que la gente te pase por encima. 
 
La mayoría de estas personas saben que están haciendo las cosas mal y dan un paso atrás, y piden disculpas rápidamente cuando alguien los enfrenta. En la mayoría de los entornos sociales la gente tiende a guardar silencio hasta que una persona habla, así que HABLA.
 
18. Tienes que perdonar a todos los que se han equivocado contigo. La bondad no debe ser confundida con debilidad, tampoco el perdón con aceptación. Se trata de saber que el resentimiento no está en el camino de la felicidad. Recuerda, no perdonas a las personas porque seas débil. Los perdonas porque eres lo suficientemente fuerte como para saber que la gente comete errores. 
 
19. Tienes que extender la mano y ayudar a la gente. Lo más parecido a ser cuidado, es cuidar a otros. Todos estamos juntos en esto y debemos tratarnos los unos a otros como tal. Tus creencias por si solas no te hacen una mejor persona, tu comportamiento sí. Usa tu voz para la bondad, tus oídos para la compasión, y tus manos para la caridad, siempre. No necesitas una razón para ayudar a alguien más. 
 
20. Tienes que estar lo suficientemente en el presente como para disfrutar de tu viaje. Encuentra tu equilibrio entre la planificación y tu presencia. Cuando la vida es buena, disfrútala. No busques algo mejor cada segundo. La felicidad nunca les llega a los que no aprecian lo que tienen. 
 
Debe estar dispuesto a aflojar tu control sobre la vida que has planeado, para poder disfrutar de la vida que te está esperando en este momento. Puede que no sea todo lo que deseas para tu futuro, pero es todo lo que necesitas en este momento. 
 
Publicado originalmente en marcandangel.com
 

 
¿Acostumbras a escribir tus metas? Aunque muchas personas prefieren el inicio de año para proponerse metas, hay quienes miden el tiempo de otras formas. Se sabe, por ejemplo, de quienes  prefieren contar a partir de su fecha de cumpleaños.
 
Lo más recomendable es acostumbrarnos a escribir nuestras metas. Escribirlas ayuda a visualizar mejor lo que deseamos.  
 
A continuación te compartimos cinco estrategias para lograr tus metas. Estas estrategias están basadas en una publicación del emprendedor Osvaldo Acaba:
 
Logra tus metas con estas estrategias:
 
1.- Estar claro de cuál es tu visión. Muchas personas dicen saber cuáles son sus metas pero claramente no están claros de lo que quieren. Estar claro en lo que quieres significa tener una visión específica de lo que quieres lograr con un lujo de detalle, como se ve, como se siente, que experiencias vas a tener cuando lo crees y todo esto lo debes escribir (Hay una conexión sináptica cuando plasmas un pensamiento en papel).
 
2.- Debes saber que algunas oportunidades son distracciones. Esto se ve mucho entre emprendedores donde hay demasiadas oportunidades o demasiadas ideas buenas. Pero muchas de las personas más inteligentes y exitosas solo se enfocan en una cosa. La idea es permanecer enfocado e intentar mejorar cada día. Siempre se deberían de pasar todas las ideas por un filtro “Esto va de acuerdo con mi misión y mi foco en este momento, sino es así la colocó en la libreta de buenas ideas y las tocó en el momento que esté falto de ellas”.
 
3.- Abraza el dolor. Ve más allá de tu zona de confort. Ser vulnerable y arriesgarte más que las demás personas muchas veces provoca fracasos y estos fracasos causan dolor o simplemente vencer el miedo es un reto sumamente incómodo pero sabes que si lo logras llegarás a tus metas.
Abraza el dolor o el desconfort te ayudara a seguir hacia delante, a no quitarte de tu camino, si lo entiendes, lo aceptas y lo haces parte del proceso es mucho más fácil superarlo y continuar con tus metas.
 
4.- Encuentra la manera de hacer que los demás tengan éxito. Aquello que das vas a recibir. El ingrato recibe poco, el generoso recibe mucho.
 
5.- Reemplaza los pensamientos negativos por gratitud. Mucha gente siempre se está lamentando porque no hacen las cosas que se proponen (Son sus propios bullys). Obviamente esto no provoca nada positivo en tu vida ni en las de los demás. Así que en vez de culparte a ti mismo porque las cosas no se dan como quieres o necesitas habla contigo “Sabes que esto no funcionó o no esta funcionando que puedo hacer al respecto, que tengo que aprender de este momento para hacer las cosas mejor”.
 
Esperamos que estas cinco estrategias realmente te ayuden a lograr tus metas. Te deseamos los mejores éxitos.
 
Fuente: Emprendedores dominicanos.

 
Te comparto una leyenda tradicional europea, documentada por los Hermanos Grimm (cuyo título original alemán es Der Rattenfänger von Hameln, que se traduciría como El cazador de ratas de Hamelín), que cuenta la historia de una misteriosa desgracia acaecida en la ciudad de Hamelín (Hameln en alemán), Alemania, el 26 de junio de 1284. 
 
El flautista de Hamelín
 
En un pueblito de nombre Hamelín se habían instalado, siendo dueños y señores, todos los ratones habidos y por haber, arrasando con la comida de todos sus habitantes.
 
Esto se debía a que Hamelín estaba dirigido por una Reina muy tacaña, que no quería hacer ningún gasto para poner remedio a la invasión de ratones.
 
-¡Esto es terrible, se llevan mi propia comida!
 
La Reina, cuando vio que los ratones habían llegado a su palacio, mandó llamar a un jovencito que tenía fama de hacer desaparecer los roedores con ayuda de su flauta.
 
-¡Yo, Reina de Hamelín, te prometo una bolsa de oro si consigues librarme de esos come quesos!
 
-¡Así lo haré! -contestó el muchachito, haciendo sonar su flauta.
 
Los ratones, hechizados por el mágico sonido, lo siguieron hasta el río cercano, donde todos subieron a una balsa y se perdieron en la distancia.
 
El flautista, después de haber dejado a Hamelín sin ningún ratón, fue con la Reina para recibir su recompensa. Pero la Reina, que era muy codiciosa, no quiso cumplir con su promesa.
 
-¡No creo deberte nada, fuera de mi reino!
 
-¡Eres muy injusta y por eso me vengaré! -dijo el caballero muy enojado.
 
Entonces hizo sonar la flauta y todos los niños del pueblo lo siguieron, escuchando su sonido. Se los llevó a una montaña y los encerró en una gran cueva, desconocida por todo el mundo. Así se vengó de aquella reina tan mentirosa y mala.
 
Pasaron varios meses y Hamelín se transformó en un pueblo triste, sin las risas y la alegría de los niños; hasta las flores tenían el color pálido de tanta tristeza.
 
Todos los padres de los niños marcharon juntos al castillo para reclamarle a la Reina, pidiéndole que pagara al flautista la deuda, porque no querían quedarse sin sus amados hijos.
 
La Reina no tuvo más remedio que pagar al flautista, y entonces todos los niños regresaron a sus hogares, trayendo con ellos nuevamente la felicidad al reino.
 
Desde ese momento, aquella Reina cumplió siempre sus promesas.
 

 
Por Matt Mayberry.
 
Como emprendedores y dueños de negocios, puede ser a veces muy fácil caer en la rutina y adoptar el hábito de realmente no aprovechar el día. Aquí hay 20 formas de encender esa pasión y que te ayudarán a tener un día increíble.
 
1. Nunca dejes de hacer cosas. Evita procrastinar dejando todo “para mañana”.
 
2. Imagínate haciendo actividades diferentes. Sueña en grande y deja ese sueño en tu mente, cuerpo y espíritu.
 
3. Pasa tiempo a solas para pensar y visualizar.
 
4. Escribe tu meta más importante en una tarjeta y obsérvala cinco veces al día. Repítela en voz alta y convéncete de que se hará realidad.
 
5. Toma mucha agua. Es imposible operar y sacar tu mejor potencial si estás deshidratado. Nuestra mente y cuerpo necesitan agua para poder funcionar.
 
6. Come para ganar. Aléjate de los alimentos chatarra; recuerda que somos lo que comemos.
 
7. Haz ejercicio. Una de las mejores herramientas de productividad es hacer ejercicio en alguna parte de tu día.
 
8. Lee un libro durante 15 ó 20 minutos. Así como tu cuerpo necesita el ejercicio físico, nuestra mente debe estar en forma.
 
9. Pasa tiempo con las personas que te apoyan y que apoyan tu visión. En promedio pasamos más tiempo con cinco personas, elígelas bien.
 
10. Haz tiempo para crecer. Aparta 30 minutos en tu día y encuentra formas de crecer personal y profesionalmente.
 
11. Apaga la música de tu automóvil y escucha un audiolibro. Muchos de nosotros pasamos varias horas en el tráfico, usa ese tiempo para mejorar y aprender.
 
12. Ten un diario. Graba tus pensamientos, ideas y estrategias. Tenemos aproximadamente entre 20,000 a 60,000 pensamientos por día. No dejes que una idea o estrategia se desperdicie. No dependas sólo de tu memoria.
 
13. Piensa en cinco cosas por las que estés agradecido. Puede ser algo tan simple como lo hermosa que es la naturaleza o lo increíble que es tu familia. Agradece lo que tienes y al final terminarás teniendo más.
 
14. Come almendras. Son una gran fuente de proteína, minerales y vitaminas que aumentarán tus niveles de energía.
 
15. Di “te quiero” más seguido. No dejes que pase un día más en el que no le digas a los que amas lo que significan para ti. La vida es corta y simplemente decir estas palabras te dará una gran satisfacción.
 
16. Trata a los otros como te gustaría que te trataran. En los negocios y la vida la gente importa. Si quieres ganar en los dos, haz que todas las personas que conozcas se sientan importantes.
 
17. Tómate un smoothie verde. En lugar de recurrir a la cafeína, confía en la madre naturaleza y prepárate una bebida energética y deliciosa.
 
18. Toma un post it o una tarjeta que te mueva, inspire y te dé poder. Habrá momentos en el día que te harán enojar o te desanimen. Alimentar tu mente con palabras que te inspiren te ayudará a poner los pies en la tierra.
 
19. Elimina las distracciones. Cuando sea tiempo de trabajar, hazlo. Cuando sea momento de relajarte, hazlo. Proponte estar alejado de Facebook y otras plataformas sociales cuando trabajes en la computadora. Si estás en la oficina cuelga un letrero que diga “no molestar”.
 
20. Hazte responsable de tu vida. Acepta tus errores y no caigas en la trampa de culpar a todos los demás.
 
Adoptar estos hábitos ganadores es una de las formas más seguras para llegar a donde quieres. Lo que hacemos todos los días determina los resultados con los que terminamos. Si no te gusta lo que has estado haciendo cambia tu rutina.
 
Fuente: Grandes Pymes.
 
 

 
La infancia es el mejor momento para inculcar en tus hijos el gusto por la lectura. Los libros se pueden convertir en sus grandes amigos y quienes los llevarán a mundos mágicos. Además, leer tiene grandes beneficios como estimular su cerebro, relajarlos, aumentar su concentración, memoria e imaginación y mejorar su rendimiento escolar.¿Nada mal, verdad? Para lograrlo, sigue estos tips de la escritora y editora de libros, Larisa Curiel.
 
1)Ponles el ejemplo. Los niños aprenden con el ejemplo y en este caso no es la excepción. Que vean leer a sus padres es muy importante por lo que si aún no tienen el hábito, es buen momento de iniciar. Lee con ellos antes de dormir o cuando quieran un momento de unión con tus hijos. Es muy probable que así ellos asocien leer con algo agradable.
 
2)Rodéalos de libros. Si desde pequeños están rodeados de libros se convertirán en algo común y habitual en su vida.
 
3)Busca libros según sus gustos. Busca los libros que aborden temas que sean del interés de tus hijos. Así tendrán mucho más motivación para leerlos.
 
4)Enséñalos a echar volar su imaginación. Haz que el momento de la lectura sea algo más que abrir y cerrar un libro. Trata de extender ese momento e intégralo a su vida. Al terminar la lectura pregunta su opinión, inventen diferentes finales, añadan nuevos personajes y echen a volar su imaginación.
 
5) No los presiones. Lo peor que puedes hacer es presionarlos u obligarlos a leer pues lo sentirán como un castigo en lugar de algo placentero. Deja a su alcance en casa libros que creas les puedan interesar y espera a ver su reacción.
 
6) Platica sobre los libros leídos. Rescata las historias que leyeron tus hijos en la plática cotidiana y hablen de los temas o situaciones de esos libros. Esto creará en ellos más interés por seguir leyendo.
 
7)Llévalos a librerías y bibliotecas. Enséñales la magia de las librerías y bibliotecas. Vayan con tiempo y enséñalos a descubrir la enorme cantidad de libros que existen. Deja que tus hijos escojan un libro con la condición de que lo lean llegando a la casa.
 
8)Cambia el tiempo pantalla por los libros. Hagan el hábito de leer antes de dormir en lugar de ver la televisión o usar la computadora. Si tus hijos son pequeños, lee cuentos en voz alta, si son mayores, apágales cualquier pantalla y déjalos leer unos 30 minutos antes de dormir.
 
 
Páginas para todas las edades.
 
-Niños menores de 5 años. Busca cuentos ilustrados con poco texto para que se los puedas leer antes de dormir como: Monstruo triste, monstruo feliz, Soy un bebé dinosaurio.
 
-Niños de 5 a 10 años. Busca libros ilustrados con historias entretenidas en donde se puedan ver reflejados como Regalos del corazón, Olivia.
 
-Preadolescentes
Busca historias entretenidas y con algo de suspenso o comedia como El Diario de Greg, Diario de Ana Frank, Harry Potter (los primeros 3 libros).
 
-Adolescentes. Busca libros de fantasía, ciencia ficción, thrillers o sagas donde puedan continuar en varios tomos como Los juegos del hambre, Túneles, Divergente.
 
Fuente: milenio.com.
 

 
1.- Para lograr que los niños y niñas se interesen por la lectura es importante que vean a los        
     padres leyendo. 
 
2.- Ofrezca al niño materiales de lectura
     atractivos y motivantes.
 
3.- El juego es una de las estrategias más
     efectivas para motivar a los niños a
     leer.
 
4.- Acérquelo al mundo de la lectura
     narrándole alguna historia propia o un
     cuento antes de dormir.
 
5.- Léale al niño pensando en él y en lo
     que más le atraiga del cuento.
 
6.- Promueva el silencio antes de comenzar. Piense en algún rito para iniciar las lecturas.
 
7.- Invite al niño o niña a entrar en la historia a través de preguntas relacionadas con el libro.
 
8.- Incentive al niño a que narre un cuento utilizando sus propias palabras y escúchelo sin
     interrumpirlo.
 
9.- Pídale que termine la historia de otra manera.
 
10.- Desarrolle su lado emocional y creativo.
 
11.- Visite con él o ella espacios de la ciudad como bibliotecas y museos.
 
12.- En instancias cotidianas, foméntele la lectura con objeto del entorno.
 
13.- ¡Jamás haga que sus hijos asocien lectura con castigo!
 
Fuente: Queleerblog.
 

5 claves para tener éxito en tu negocio o profesión

 
*Por Aida Baida Gil.
 

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas consiguen resultados y otras no, aunque parezca que hacen lo mismo? Yo lo hago continuamente y la cuestión es que aunque “parece” que hacen lo mismo, seguramente no es así. Entonces, ¿qué marca la diferencia?

Yo le he estado dando vueltas a qué hago yo en mi negocio para tener resultados y estas son las cosas que considero que son sido imprescindibles para tener resultados tanto en tu negocio como en tu profesión:

1. Hacer lo que tienes que hacer. Me escriben muchas personas diciéndome que no hacen algo porque “es que no estoy motivada, es que no me apetece, es que estoy cansada” y un largo etc. Cada uno tiene sus circunstancias y prioridades, pero una cosa está clara, si quieres que tu negocio (o tu profesión) salga adelante tienes que hacer, no solo pensar o planear, HACER. Como escuché una vez decir a Juanjo Azcárate: “Ni miedo, ni pereza, ni vergüenza”.

Solo hay una excepción, cuando realmente no quieres hacer algo porque no concuerda con tus valores, por ejemplo, eso es otra cosa. Pero como siempre les digo a mis clientas de coaching, si te da vergüenza/miedo/pereza, te aguantas.

Hacer en vez de pensar y planificar marca la diferencia. Y sí, todos somos humanos y podemos flaquear algunas veces, no pasa nada, se acepta y se sigue adelante.

2. No hacer las cosas al azar. Que hagas lo que tienes que hacer no significa que hagas cualquier cosa. Mis clientas saben que yo siempre hablo de seguir una estrategia para todo. Nada de levantarte y decir “a ver qué hago hoy”, así lo único que consigues es perder el tiempo. Siempre tienes que tener claro cuál es tu siguiente paso y esto sirve tanto para negocios como para tu carrera. Aquí es donde entra en juego la planificación, saber en cada momento donde estás y dónde quieres llegar, para poder decidir qué movimiento es el más práctico en este momento.

Esto es especialmente importante porque estamos desbordados de información y si no tienes claro qué tienes que hacer, acabarás perdida, ocupada con mil cosas pero sin hacer nada de verdad relevante o que saque adelante tu negocio.

3. Mejorar. Personalmente, yo siempre estoy experimentado y probando como mejorar mis resultados, continuamente aprendiendo cosas útiles para mi negocio, no me quedo estancada ni aunque me vaya bien. Cuando tienes una estrategia y sabes donde estás también sabes qué puedes mejorar y te centras en eso. Por supuesto hay etapas de menor actividad donde en vez de remar dejas que te lleve la corriente, por así decirlo, pero solo para tomar un respiro.

También puede suceder que estés completamente satisfecha como estás y no quieras crecer o cambiar nada, entonces perfecto sigues haciendo lo que funciona mientras te vaya bien. Eso dependerá de tus objetivos y del tipo de negocio que quieras. No tienes por qué hacer lo que los demás están haciendo, puedes quedarte como estás o puedes ir a por más, es tu decisión, lo importante es que estés contenta con lo que haces.

4. Divertirte. Yo disfruto mucho con lo que hago en mi negocio, desde hablar con mis clientas, hasta escribir artículos, o aprender como aumentar porcentajes de conversión o a vender mejor. Me encanta. Por supuesto, no todo me gusta, siempre hay alguna parte que te gusta menos y es normal, que nadie piense que te tiene que gustar absolutamente todo, eso no es real.Para mi es imprescindible disfrutar con lo que hago, no tiene por qué ser cierto para ti también, quizá para ti el trabajo es simplemente un medio para conseguir otras cosas y está bien. En mi caso disfrutar hace que no me canse, que persista y, cómo no, cuando te gusta lo que haces, los demás también lo notan. No es lo mismo.

No sólo eso sino que también es importante divertirte en tu tiempo libre porque, por un lado, quién sabe, puede ser una nueva fuente de ingresos en un futuro. Como cuando me apunté al curso de coaching simplemente porque me gustaba, por ejemplo, y mira donde estoy.

Además, cuando cuidas tu desarrollo personal y disfrutas, también se nota en la parte profesional.

5. Invertir. En mi opinión es fundamental invertir para aprender a hacer las cosas bien. Intentar hacerlo todo tu sola para ahorrarte dinero no funciona y cuanto antes lo aceptes, antes prosperarás. Mucha gente quiere tenerlo todo sin invertir nada, lo siento pero no funciona así. En primer lugar si tu no inviertes en nada por qué alguien va a invertir en ti. No seas el tipo de cliente que no quieres para ti…

Para mi negocio, invertir en programas y mentores ha supuesto un antes y un después en todos los aspectos, motivación, energía, resultados e ingresos. Poco más hay que decir. Empieza con lo que puedas y ya sabes, si tienes un negocio no te queda otra, es parte del juego.

Estos son mis cinco imprescindibles, y tu ¿qué estás haciendo para salir adelante? Cuéntame en los comentarios qué consideras tu imprescindible o con cual de mis puntos te identificas más.

 
Fuente: GestioPolis.
 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

CON AYUDA DE LA COMUNICACIÓN

Gestionando crisis empresariales

*Por Enrique Alcat

El presidente de un influyente semanario económico estadounidense solía repetir una y otra vez que las principales actividades a las que debe dedicarse el máximo responsable de una empresa son la planificación estratégica y la comunicación. La realidad es que tan sólo, y en el mejor de los casos, el máximo dirigente de la organización se dedica al primer supuesto. El segundo, el de la comunicación, todavía sigue siendo ciencia ficción en muchas compañías, que reducen su actividad a varias notas de prensa al año, una comida con periodistas, la organización de un evento o la inserción publicitaria en algún medio.

La comunicación es una herramienta básica en la gestión de cualquier compañía, por lo que éstas deberían contar con profesionales especializados que conozcan los entresijos y el lenguaje específico de la comunicación empresarial y corporativa. Pocos discuten hoy día la importancia de un director financiero, de un director de marketing o de producción en cualquier organización medianamente profesionalizada, pero son también pocas las empresas que reconocen la necesidad y el valor de una buena estrategia de comunicación.

La comunicación es fundamental para resolver o minimizar el impacto de cualquier crisis. La imagen, lo que percibe el consumidor o el mercado, es una suma de acciones y un cúmulo de detalles que es preciso conocer para poder gestionar adecuadamente cualquier situación conflictiva. Una decisión errónea, un titular periodístico, puede terminar con el trabajo de muchos años y con el crédito ganado a pulso día a día.El 95 por ciento de las empresas, tarde o temprano, suelen sufrir una crisis a lo largo de su existencia con efectos negativos en su imagen pública, en su credibilidad y, también en su cuenta de resultados. Pero tan sólo el 10 por ciento de las compañías que padecen algún problema grave aprovechan esta circunstancia para corregir errores, sacar conclusiones y, además, salir fortalecidas.

El cierre de una planta, los recortes de personal, la retirada del mercado de un producto defectuoso (o no), la contaminación ambiental, el robo de información privilegiada, la corrupción como forma de gestión, las fusiones empresariales, los expedientes de regulación de empleo, las deslocalizaciones, un fallo humano con consecuencias para la salud o seguridad de los consumidores y un largo etcétera son situaciones de crisis susceptibles de dar lugar a noticias en los medios que afectan por igual a empresas familiares, pequeñas y medianas compañías y multinacionales, y que requieren la intervención de los responsables de las empresas.

Algunos de estos dolorosos acontecimientos están contemplados en los planes de negocio, pero casi siempre las crisis llegan sin previo aviso y cogen por sorpresa a propios y extraños. Los directivos, los empresarios, los últimos responsables en definitiva viven el día a día de su actividad empresarial convencidos que este tipo de desgracias sólo ocurren a otros, y “que a ellos eso jamás les ocurrirá”. Mayúsculo error porque “eso” ocurre y lo hace todos los días.

¿Pero, están preparadas nuestras empresas para hacer frente, con garantías, a una crisis? La respuesta suele ser negativa por muy optimista que se quiera ser. Ese “no” es contundente. Lo podemos comprobar, cada día, en los medios de comunicación que nos informan de sucesos que hacen temblar los cimientos de todo tipo de empresas e instituciones.

¿Cómo prepararnos para algo que no sabemos cuándo, cómo ni dónde ocurrirá? Prevención es la palabra clave. Prevención significa tener todos los escenarios posibles planteados y planificadas las actuaciones en función de estos distintos posibles escenarios. Prevención significa no dejar la gestión a la improvisación o a las ideas brillantes del momento del directivo de turno cuando una empresa se encuentra inmersa en una crisis.

La mayoría de las empresas, cuando tienen la crisis encima de la mesa, reaccionan con nerviosismo y sin método. Y, además, tienden a no recapacitar, a buscar culpables, a no dejarse asesorar por las personas que entienden y, por si fuera poco, a gestionar la crisis en solitario. La profesionalidad pasa por tener preparado, de antemano, un equipo gestor de crisis y un manual de procedimientos donde se especifique qué se debe hacer, quién debe hacerlo y cómo tiene que gestionarse.

 

“Está reunido”.

La elección de los portavoces adecuados, la elaboración y actualización de los mensajes claves, la escenificación de todos los supuestos posibles son algunas de las medidas preventivas que toda empresa debe tener si quiere afrontar con éxito una crisis. Y, además, los cursos en formación de comunicación o simulacros de crisis.

El “está reunido” o “no tengo nada que decir” debe desterrarse por completo y asumir, con rigor y profesionalidad, cualquier situación de crisis. Ante una crisis, sea cual fuere, es mejor comunicar, aunque sea poco, que negarse a hablar. Y, por descontado, no mentir. Cuantas crisis se pudieron haber reconducido a tiempo si, simplemente, los directivos no hubieran caído en el recurso fácil y contraproducente de mentir…

Hay que ser diligente en las acciones a realizar. Aunque es importante no precipitarse no lo es menos ser consciente que en las crisis el tiempo transcurre más rápido que de costumbre y todos los afectados esperan soluciones eficaces e información veraz a la mayor brevedad posible.

Se debe evitar culpar a las víctimas, pedir dimisiones o buscar rápidamente un responsable de lo ocurrido sin contrastar las informaciones y anteponiendo otro tipo de intereses antes que la verdad. Siempre se debe decir la verdad. La mentira nunca es rentable y en toda situación de crisis, tarde o temprano, se sabe la verdad. La verdad, además, genera siempre buena reputación y a la postre beneficios económicos.

 
Fuente: RRPPnet.
 
*Enrique Alcat es Consultor de Comunicación. Especialista en gestión de crisis. Autor del libro Y ahora ¿qué? (claves para gestionar una crisis y salir fortalecido).
 

 

 


El valor de los activos intangibles

Ya hace bastante tiempo se viene hablando de la importancia del Recurso Humano como el activo más valioso de toda empresa. Y efectivamente así es, no obstante, no siempre este activo intangible se valora de esa forma. Al ser considerado el Recurso Humano como activo, no se le deben aplicar conceptos propios de los activos físicos y financieros, tales como sujeto a depreciación, obsolescencia, deterioro y reemplazo.

El Recurso Humano es uno de los varios activos intangibles con que cuenta toda empresa, al igual que su cartera de clientes, el conocimiento, la cultura organizacional, las bases de datos, etc., los cuales solo tienen sentido en cuanto incrementan el valor de la empresa.

Kaplan y Norton, autores del BSC (Balanced Scorecard), se interesan por la forma que puede tener una empresa para medir una cultura empresarial que permita a los empleados entender y creer en la misión, visión y valores centrales de la organización. También se concentran en cómo definir el retorno sobre la inversión en un sistema de administración del conocimiento o en una nueva base de datos de clientes.Robert Kaplan y David P. Norton, autores del libro Balanced Scorecard (conocido en castellano como Cuadro de Mando Integral o CMI).Robert Kaplan y David P. Norton, autores del libro Balanced Scorecard (conocido en castellano como Cuadro de Mando Integral o CMI).

El problema va más allá de tan solo contar con una medición, lo importante es conocer como los activos intangibles impactan en los estados financieros. Es muy difícil contabilizar el valor de las habilidades de los empleados, la capacidad de los programas informáticos, la cultura organizacional, de la misma forma en que muchas compañías miden sus activos tangibles. Kaplan dice, que a diferencia de los activos financieros y físicos, los activos intangibles son difíciles de imitar por los competidores, lo cual los convierte en una poderosa fuente sostenible de ventaja competitiva.

Una definición de estrategia plantea que: “La estrategia consiste en diferenciarse de la competencia porque la empresa es única en algo que es valioso para sus clientes y le es difícil de imitar”. Esa diferenciación solo se logra por medio de los activos intangibles. Si la gerencia pudiera encontrar una forma de estimar el valor de sus activos intangibles y la forma en como ellos contribuyen a lograr esa diferenciación valiosa para sus clientes, podrían medir y administrar más fácil y acertadamente, la posición competitiva de sus empresas.

A diferencia de los activos financieros, los activos intangibles significan cosas totalmente diferentes para distintas personas. Una fuerza laboral con un fuerte sentido de servicio y satisfacción al cliente es más crítica para una empresa comercializadora que para una empresa de manufactura. Kaplan y Norton afirman que tanto los activos tangibles como los intangibles no crean valor por sí mismos.

Necesitan ser combinados con otros activos. La inversión en tecnología, por ejemplo, tiene poco valor a menos que sea complementada con el entrenamiento del recurso humano y un programa de incentivos. Y en sentido contrario, muchos programas de entrenamiento al personal tienen poco valor, a menos que sean complementados con moderna tecnología.. Si la capacitación que se brinda no contribuye al logro de la estrategia, difícilmente la empresa mejorará su posición competitiva. Hacer más de lo mismo, no llevara la empresa a ninguna parte.

Algunas veces se ha dicho, con sorpresa de quienes lo escuchan que “la capacitación es un desperdicio”, lo cual ahora cobra sentido con lo planteado en este artículo.

Kaplan recomienda: “hay que comprender cuáles son los activos intangibles que afectan directamente el desempeño financiero. El problema es que actúan indirectamente por medio de complejas cadenas de relación causa efecto”. El recurso humano, como el principal activo intangible es una fuente de creación de valor, pero el gran reto es identificar cuáles cambios en el sistema de RRHH crearán ese valor en cada organización en particular. Un sistema de RRHH debe proveer una base para desarrollar un método para gestionar el capital humano como un activo estratégico así como para medir su impacto en el desempeño de la empresa.

Uno de los artículos que más visitas ha recibido el sitio www.grupokaizen.com está relacionado con el tema de “Seis Sigma”, lo cual evidencia que se ha vuelto a poner de moda. Muchas empresas están brindando entrenamiento y promoviendo su utilización, con el propósito de mejorar la calidad de los procesos. Kaplan cuestiona su uso y dice “ese mejoramiento podría incrementar la satisfacción y la lealtad de los clientes, y también crear algún exceso en la capacidad instalada.

Pero solamente si la empresa puede transformar la lealtad en una mejora de las ventas y márgenes o bien eliminar o aprovechar el exceso de recursos, se podría decir que la inversión en entrenamiento paga. Lo mismo ocurre con el desarrollo de sistemas de gestión, tales como en calidad, ambiente, etc.. ISO es un requisito indispensable, pero no suficiente. La mejora en los activos intangibles no se refleja de igual manera como cuando una empresa compra nueva maquinaria de producción, lo que pronto se ve reflejado en las ventas y en los beneficios, el impacto en los estados financieros de los nuevos activos tangibles es inmediato.

El valor de los activos intangibles depende en gran medida del contexto de la estrategia que la empresa está buscando, pero dadas sus características se hace difícil valorar como éstos agregan valor a la empresa. Si una empresa costarricense como Pali o bien una internacional como Mc Donald’s, que aparentemente siguen una estrategia de bajo costo, se enfocan en programas como Seis Sigma, esto contribuye concretamente a sus estrategias porque esa filosofía predica el mejoramiento continuo de sus procesos, lo cual contribuye a su estrategia de excelencia operacional.

Por otra parte si la estrategia es ofrecer al cliente soluciones integradas como lo hacen los bancos, que tienen una oferta completa de productos financieros a través de su plataforma de servicio, requiere de empleados que establezcan y mantengan relaciones de largo plazo con sus clientes. Esos son los que se conocen como “ejecutivos de cuenta”. “Una organización no puede asignar valor financiero significativo a un activo intangible como “una fuerza laboral motivada y preparada” en el vacío, porque su valor se deriva solamente en el contexto de su estrategia”. Lo que la empresa puede medir, sin embargo es si su fuerza de trabajo está apropiadamente entrenada y motivada para alcanzar una meta en particular.

Este es un buen argumento para todas aquellas empresas, que se matriculan con cualquier nueva técnica, o filosofía gerencial que aparece en el mercado. Esta sorpresa se la han llevado cuando inician un proceso de certificación ISO 9000, y posterior a ello, caen en la cuenta que no han obtenido mayores beneficios, principalmente financieros. El problema no es ISO, sino el porqué de esa decisión de incursionar en un modelo, sin haber definido claramente cuál es la contribución esperada a su estrategia.

En conclusión, la única forma de medir el valor de los activos intangibles es definiendo la relación que éstos tengan con la estrategia de la empresa. “Si la empresa tiene una buena estrategia y si los activos intangibles están alineados con esa estrategia, entonces los activos crean valor para la organización”.

Esto se logra en la definición de la hipótesis estratégica y en el planteamiento del mapa estratégico. Si los activos no están alineados con la estrategia o si la estrategia es débil, los activos intangibles crearan poco valor. Este punto es vital, a la hora de definir los indicadores para este tipo de activo, por ejemplo qué tanto podrá aportar a la estrategia medir la cantidad de horas de capacitación brindada o bien el número de empleados capacitados. Si la capacitación que se brinda no tiene relación con la estrategia, su valor es prácticamente cero.

Y todavía más, es necesario medir cuál es el aporte de la capacitación al logro de la estrategia, similar a lo que se conoce como medir la efectividad de la capacitación, en cuanto permite alcanzar los resultados planificados.

Fuente: Gestiopolis. Basado en “Measuring the Strategic Readiness of Intangible Assets by Robert S Kaplan and David P. Norton, publicado por Harvard Business Review, www.hbr.org
 
 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
 

Octavio Paz

 
Octavio Paz Lozano fue un poeta, escritor, ensayista y diplomático mexicano, Premio Nobel de Literatura en 1990. Nacido en México D.F., el 31 de marzo de 1914 y fallecido en Coyoacán, México, el 19 de abril de 1998, se le considera uno de los más influyentes escritores del siglo XX y uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempos.
 
Junto con Pablo Neruda y César Vallejo, Octavio Paz, nieto de escritor Ireneo Paz,  conforma la tríada de grandes poetas que, tras el declive del modernismo, lideraron la renovación de la lírica hispanoamericana del siglo XX.
 
El premio Nobel de Literatura de 1990, el primero concedido a un autor mexicano, supuso asimismo el reconocimiento de su inmensa e influyente talla intelectual, que quedó reflejada en una brillante producción ensayística.
 
En 1936 Octavio Paz se trasladó a España para combatir en el bando republicano en la guerra civil, y participó en la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Al regresar a México fue uno de los fundadores de Taller (1938) y El Hijo Pródigo. Amplió sus estudios en Estados Unidos en 1944-1945, y concluida la Segunda Guerra Mundial, recibió una beca de la fundación Guggenheim, para, más tarde, ingresar en el Servicio Exterior mexicano.
 
En 1955 fundó el grupo poético Poesía en Voz Alta, y posteriormente inició una colaboración en la Revista Mexicana de Literatura y en El Corno Emplumado. En las publicaciones de esta época defendió las posiciones experimentales del arte contemporáneo.
 
Cerró su actividad diplomática en 1968, cuando renunció como protesta contra la política del gobierno mexicano ante el movimiento democrático estudiantil. Durante sus años de servicio Octavio Paz residió en París, donde trabó amistad con André Breton, pero también viajó por diversos países europeos y asiáticos (en 1962 fue nombrado embajador de México en la India).
 
Poeta, narrador, ensayista, traductor, editor y gran impulsor de las letras mexicanas, Paz se mantuvo siempre en el centro de la discusión artística, política y social del país. Su poesía se adentró en los terrenos del erotismo, la experimentación formal y la reflexión sobre el destino del hombre.
 
 

ALGUNOS POEMAS

 

DOS CUERPOS

 
Dos cuerpos frente a frente 
son a veces dos olas 
y la noche es océano. 
 
Dos cuerpos frente a frente 
son a veces dos piedras 
y la noche desierto. 
 
Dos cuerpos frente a frente 
son a veces raíces 
en la noche enlazadas. 
 
Dos cuerpos frente a frente 
son a veces navajas 
y la noche relámpago. 
 
Dos cuerpos frente a frente 
son dos astros que caen 
en un cielo vacío.
 
 
 

EPITAFIO PARA UN POETA

 
Quiso cantar, cantar 
para olvidar 
su vida verdadera de mentiras 
y recordar 
su mentirosa vida de verdades.
 
 
 

LAS PALABRAS

 
Dales la vuelta, 
cógelas del rabo (chillen, putas), 
azótalas, 
dales azúcar en la boca a las rejegas, 
ínflalas, globos, pínchalas, 
sórbeles sangre y tuétanos, 
sécalas, 
cápalas, 
písalas, gallo galante, 
tuérceles el gaznate, cocinero, 
desplúmalas, 
destrípalas, toro, 
buey, arrástralas, 
hazlas, poeta, 
haz que se traguen todas sus palabras.
 
 
 

SILENCIO

 
Así como del fondo de la música 
brota una nota 
que mientras vibra crece y se adelgaza 
hasta que en otra música enmudece, 
brota del fondo del silencio 
otro silencio, aguda torre, espada, 
y sube y crece y nos suspende 
y mientras sube caen 
recuerdos, esperanzas, 
las pequeñas mentiras y las grandes, 
y queremos gritar y en la garganta 
se desvanece el grito: 
desembocamos al silencio 
en donde los silencios enmudecen.
 
 
 

ESCRITO CON TINTA VERDE

 
La tinta verde crea jardines, selvas, prados, 
follajes donde cantan las letras, 
palabras que son árboles, 
frases que son verdes constelaciones. 
 
Deja que mis palabras, oh blanca, desciendan y te cubran 
como una lluvia de hojas a un campo de nieve, 
como la yedra a la estatua, 
como la tinta a esta página. 
 
Brazos, cintura, cuello, senos, 
la frente pura como el mar, 
la nuca de bosque en otoño, 
los dientes que muerden una brizna de yerba. 
 
Tu cuerpo se constela de signos verdes 
como el cuerpo del árbol de renuevos. 
No te importe tanta pequeña cicatriz luminosa: 
mira al cielo y su verde tatuaje de estrellas.
 
 
Fuente: Biografías y vidas, y Poemas del Alma.
 
 
 
 

Maya Angelou

El mundo ha dicho adiós a Maya Angelou, cuya autobiografía “I Know Why the Caged Bird Sing”, la llevó a ser una de las voces más influyentes en la literatura contemporánea.

Se trata de una autora, poetisa y activista por los derechos civiles, nacida en Saint Louis el 4 de abril de 1928 y fallecida el 28 de mayo de 2014 en su casa de Winston-Salem, en Carolina del Norte (EE.UU.), los 86 años. 

Aunque escribió siete autobiografías, tres libros de ensayos y varios de poesía, su obra más aclamada es “I know why the caged bird sings”, un libro autobiográfico que hizo historia al convertirse en el primer best-seller de no ficción escrito por una autora afroamericana. Recibió en vida más de 50 premios, entre ellos la medalla presidencial por la Libertad, que el presidente Obama le entregó en 2011. 

Ganó además tres premios Grammy por tres álbumes hablados. También fue nominada al Pulitzer de Literatura, al Tony de teatro y al Emmy de televisión, éste último por su participación en la serie Raíces.

A través de su carrera, Angelou también entregó un poema inaugural para Bill Clinton en 1993 y contó entre sus amigos y colegas a Dr. Martin Luther King y a Oprah Winfrey.

Como celebración por los grandes logros de Angelou en campos tan variados como la poesía, educación y su activismo por los derechos civiles, veamos algunas de sus frases más conmovedoras y algunos de sus poemas:   

 

FRASES

1. “He aprendido que puedes decir mucho de una persona por la manera en la que se comporta en estas tres situaciones: un día lluvioso, equipaje perdido y las luces de navidad enredadas.”

2. “No deberías ir por la vida con un guante de béisbol en ambas manos, necesitas ser capaz de lanzar algo de regreso.”

3. “Nada va a funcionar a menos que tú lo hagas.”

4. “Las personas olvidarán lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir.”

5. “No hay agonía más grande que quedarte con una historia sin contar guardada.”

6. “He aprendido que hacer dinero no es lo mismo que hacer una vida.”

7. “Tal vez viajar no prevenga la intolerancia, pero al demostrarles que toda la gente llora, ríe, come, se preocupa y muere, puede introducir la idea de que si nos tratamos y entendemos unos a otros, tal vez podamos convertirnos en amigos.”

8. “Nunca hagas a alguien tu prioridad cuando para ellos eres sólo una opción.”

9. “Crecer significa dejar de culpar a tus padres.”

10. “Sólo se puede llegar a ser verdaderamente exitoso en algo que te gusta. No hagas que el dinero sea tu meta. En lugar de eso, persigue cosas que te guste hacer y luego hazlas tan bien que la gente no te quite la mirada.”

 
 

BREVE SELECCIÓN POÉTICA

 

UNA PRESUNCIÓN

Dame tu mano
Haceme lugar
para que te lleve
y  te siga
más allá de este furor de la poesía.
Dejá para los otros
la intimidad
de tocar las palabras
y el amor por la pérdida
del amor.
A mí
dame tu mano.
 
 

RECUERDO

El peso lento
de tus manos, alborotando a las abejas
que anidan en mi pelo, tu sonrisa en la
pendiente de mi mejilla. Te apretás
sobre mí
esta vez, encendido, derramando
urgencia, y el misterio viola
mi razón
Cuando te retirás,
vos y la magia, cuando
sólo el olor de tu
amor persiste entre
mis pechos, entonces, sólo
entonces, puedo devorar con gula
tu presencia.
 
 

TOCADOS POR UN ÁNGEL

Nosotros, desacostumbrados al valor
exiliados del placer
enroscados en la caparazón de la soledad
hasta que el amor baja de su templo sagrado
y se presenta a nuestros ojos
para liberarnos a la vida.
Llega el amor
y en su tren vienen éxtasis
viejos recuerdos de gozo
antiguas historias  de dolor.
Y si somos audaces,
el amor arranca de nuestras almas
las cadenas del miedo.
Al calor de la luz del amor
abandonamos nuestra timidez
nos atrevemos a ser valientes
Y de pronto vemos que el amor
nos cuesta todo lo que somos
y todo lo que podemos ser.
Y sin embargo es el amor
lo único que nos libera.
 
 

PASAR EL TIEMPO

Tu piel como el amanecer
la mía como el musgo
Una describe el principio
de un final innegable.
La otra, el final de un
principio seguro.
 
 
FuenteS: Soy Entrepreneur y Carátula.net.

Violeta Parra

Violeta Parra nació el 4 de octubre de 1917 en San Carlos, en el sur de Chile; hija de una campesina y un profesor de música. Su infancia y adolescencia estuvieron marcadas por las carencias: con diez hermanos, en su casa nunca estaba asegurado el plato de comida.  Violeta se contagió la viruela. Salvó la vida, pero la cara le quedó marcada para siempre.

“Aquí principian mis penas,/ lo digo con gran tristeza,/ me sobrenombran "maleza"/ porque parezco un espanto”. Una descripción de su cara picada de viruelas, su melena desordenada, sus dientes débiles.

Los padres no querían que sus hijos fueran folcloristas y guardaban bajo llave la guitarra. Violeta, “La Viola”, la descubrió a los 7 años y comenzó a estudiar sola.

Vendió golosinas, limpió tumbas y cantó. A los 15 años con su padre Nicanor muerto de tuberculosis, la familia se fue a Santiago. Dejó la escuela y cantó con su hermana Hilda en boliches de barrios populares. Hacía varios años que componía boleros, corridos, tonadas.

Se casó a los 19 años con el ferroviario Luis Cereceda, la primera de sus relaciones amorosas, siempre fracasadas.

Sin advertir que la vida de casada no era para ella, en 1949 reincidió con el tapicero Luis Arce. Poco después, junto a su hermano el poeta Nicanor Parra, comenzó su gran trabajo de recopilación de folclore chileno. Como arqueóloga musical, recorrió el país en busca de canciones populares. Al componer y grabar Casamiento de negros y Qué pena siente el alma, inspiradas en melodías rescatadas, consiguió una repercusión que le abrió las puertas de la radio: con su programa “Canta Violeta Parra” logró difundir su gesta folclórica.

Durante un viaje a Europa en que dejó en Chile a sus cuatro hijos, la menor, Rosita Clara, de 9 meses, murió de neumonía, lo que le generó una culpa que nunca pudo superar.

Se quedó en París, cantando en tugurios, entre privaciones y romances con hombres más jóvenes, amoríos que invariablemente ponían fin su irascibilidad y sus celos. Violeta Parra junto a los cantores populares Emilio Lobos, a la izquierda, e Isaías Angulo, a la derecha. Tomada hacia 1954 en la zona de Pirque, a 15 km de Santiago. Fotógrafo: Sergio Larraín. Violeta Parra junto a los cantores populares Emilio Lobos, a la izquierda, e Isaías Angulo, a la derecha. Tomada hacia 1954 en la zona de Pirque, a 15 km de Santiago. Fotógrafo: Sergio Larraín.

De vuelta a Chile conoció al amor de su vida, al que le debe el balazo final: el suizo Gilbert Favre, 18 años menor que ella. Tras viajes por Europa, Bolivia y la Argentina en 1965 volvió a Chile junto a Favre, e instaló La Carpa: una vieja carpa de circo en un terreno baldío. No tuvo éxito y además, cansado de sus celos, Gilbert la dejó definitivamente. “Cuando me enseñó a tocar la quena, me dijo que lo mejor era hacerlo con los ojos cerrados. Le hice caso, pero luego vi que solo quería que no mirara a las otras mujeres”, contó Gilbert.

En enero de 1966, cuando ya había caído en el alcoholismo, intentó suicidarse por primera vez. Un año después, lo logró en La Carpa.

Cuando su hermana Hilda le preguntó en 1966 por qué el disco que acababa de grabar se llamaba “Las últimas composiciones”, ella sólo respondió: "Y... porque son las últimas". Y fueron las últimas, definitivamente.

Ese disco contenía dos composiciones de adiós: Gracias a la vida, quizá su obra más conocida, un adiós tierno y sereno, y Maldigo del alto cielo un adiós duro y furioso.

En la etapa final, posiblemente la vida le pareció a Violeta una seguidilla incomprensible de desgracias. “La suerte mía fatal/ no es cosa nueva señores,/ me ha dado sus arañones/ de chica muy despiadá;/ batalla descomunal/ yo libro desde mi infancia” es el resumen final en décimas populares que hizo de su propia existencia.

El 5 de febrero de 1967, apenada por la separación de su gran amor, agobiada por la muerte de su hija menor, desanimada por la poca repercusión de su último emprendimiento cultural, tras varios intentos frustrados se mató de un balazo en la sien a los 49 años Violeta Parra, autora y cantora popular chilena, figura descollante que no cesó de crecer desde entonces.

Violeta del Carmen Parra Sandoval (1917-1967) es la más grande representante de la música folclórica chilena. Por el camino se convirtió en la primera artista iberoamericana que expuso de forma individual en el museo del Louvre.

Violeta perteneció sin duda a una tradición que se extingue de mujeres cantoras, compositores y guitarristas propias del campo en Chile, y la representó de manera ejemplar en todo el mundo.

Aquí compartimos cuatro muestras de sus aportes literarios.

 

"GRACIAS A LA VIDA"

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio dos luceros que cuando los abro

Perfecto distingo lo negro del blanco

Y en el alto cielo su fondo estrellado

Y en las multitudes el hombre que yo amo.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado el sonido y el abedecedario

Con él las palabras que pienso y declaro

Madre amigo hermano y luz alumbrando,

La ruta del alma del que estoy amando.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la marcha de mis pies cansados

Con ellos anduve ciudades y charcos,

Playas y desiertos montañas y llanos

Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio el corazón que agita su marco

Cuando miro el fruto del cerebro humano,

Cuando miro al bueno tan lejos del malo,

Cuando miro al fondo de tus ojos claros.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto

Y el canto de ustedes que es el mismo canto

Y el canto de todos que es mi propio canto.

 

Gracias a la vida

Gracias a la vida

Gracias a la vida

Gracias a la vida.

 

 

"VERSO POR DESPEDIDA A GABRIELA"

Hoy día se llora en Chile

por una causa penosa.

Dios ha llamado a la diosa,

a su mansión tan sublime.

De sur a norte se gime,

se encienden todas las velas,

para alumbrarle a Gabriela,

la sombra que hoy es su mundo

con sentimiento profundo

yo le rezo en mi vihuela.

 

Presidenta y bienhechora

de la lengua castellana,

la mujer americana,

se inclina la vista y llora,

por la celestial señora

que ha partido de este suelo,

yo le ofrezco sin recelo,

en mi canto a lo divino,

que un ave de dulce trino,

la acompañe al alto cielo.

 

En medio del paraíso,

hay un sillón de oro fino

y un manto de blanco lino

que la virgen misma le hizo

un ángel de bellos rizos,

está esperando en la entrada,

a la mejor invitada

que ocupará aquel sillón,

hasta la consumación

santa Mistral coronada.

 

Hay una fiesta en la gloria,

y un llorar aquí en la tierra,

como si una grande guerra,

haya manchado la historia

jamás de nuestra memoria,

ha de olvidarse Gabriela

los niños de las escuelas

ya no tienen su madrina.

La providencia divina

se llevó la flor más bella.

 

 

"EN EL DÍA DE TU CUMPLEAÑOS"

Mi hijito, llegaste al mundo

en hora muy principal.

Ya redondeastes el año,

yo te vengo a celebrar.

Que te sirvan la mistela

y la tortilla candeal,

que el día de tu cumpleaños

es cosa muy principal.

 

Como no tengo qué darte

y yo te quisiera dar,

yo quiero que los rayitos

del sol te han de dispertar,

y por la tarde el lucero

que te venga a saludar,

¡que el día de tu cumpleaños

y es cosa muy principal!

 

Que te sienten a la mesa

y al la’o de tu mamá;

al otro lado que brille

to’itita la rescoldá’.

Que te sirvan la mistela

y la tortilla candeal

y pongan en tu ventana

la flor de la temporá’.

 

El día de tu cumpleaños

y habría que embanderar

desde Arica a Magallanes

con banderas colorá’s.

Que viva tu nacimiento,

bello botón de rosal.

Por la voluntad del cielo,

¡que vivas cien años más!

 

 

"VIENTIUNO SON LOS DOLORES"

Una vez que me asediaste

2 juramentos me hiciste

3 lagrimones vertiste

4 gemidos sacaste

5 minutos dudaste

6 más porque no te vi

7 pedazos de mí

8 razones me aquejan

9 mentiras me alejan

10 que en tu boca sentí

 

11 cadenas me amarran

12 quieren desprenderme

13 podrán detenerme

14 que me desgarran

15 perversos que embarran

mis 16 esperanzas

y 17 mudanzas

18 penas me dan

19 madurarán

20 más que ella me alcanza.

 

21 son los dolores

por 22 pensamientos

me dan 23 tormentos

por 24 temores

25 picaflores

me dicen 26 veces

que 27 me ofrecen

28 de esos estambres

son 29 calambres

los 30 que me adolecen.

 

31 días te amé

32 horas soñaba

33 minutos daba

ó 34 tal vez,

35 yo escuché

36 junto a tu pecho

37 fue a mi lecho

38 de pasión

39 al corazón

40 amargo despecho.

 

Fuente: Cancionero.

 

 

 
Por Eduardo Galeano
 
San Juan Crisóstomo decía: "Cuando la primera mujer habló, provocó el pecado original" y San Ambrosio concluía: "Si a la mujer se le permite hablar de nuevo, volverá a traer la ruina al hombre".
 
La iglesia Católica, les prohíbe la palabra.
Los fundamentalistas musulmanes, les mutilan el sexo y les tapan la cara.
Los judíos muy ortodoxos empiezan el día agradeciendo: "Gracias Señor por no haberme hecho mujer".
 
Saben cocer.
Saben bordar.
Saben sufrir y cocinar.
 
Hijas obedientes.
Madres abnegadas.
Esposas resignadas.
 
Durante siglos o milenios ha sido así, aunque de su pasado sabemos poco.
Ecos de voces masculinas. Sombras de otros cuerpos.
 
Para elogiar a un procer se dice: "Detrás de todo gran hombre hubo una mujer", reduciendo a la mujer a la triste condición de respaldo de silla.
 
Hoy voy a contarles, a mi modo y manera, algunas historias de mujeres que no siempre coinciden con éste identikit.
 
Mujeres
Están allí pintadas las paredes, los techos de las cavernas; alces, bisontes, figuras que vienen de eso que llaman Prehistoria; caballos, fieras, hombres, mujeres que no tienen edad. Fueron pintadas, pintados, hace miles y miles de años, pero nacen de nuevo cada vez que alguien las mira.
 
Y uno se pregunta: ¿Cómo pudieron ellos, nuestros remotos abuelos pintar de tan delicada manera?, ¿Cómo pudieron aquellos brutos que peleaban mano a mano con las fieras más feroces, crear esas figuras tan, tan plenas de gracia, esas mágicas obras volanderas que se escapan de la roca y por los aires vuelan?, ¿Cómo, cómo pudieron ellos?... ¿O eran Ellas?
 
Puntos de vista / 1
Si Eva hubiera escrito el génesis... ¿Cómo sería la primera noche de amor del género humano?. Eva hubiera puesto algunos puntos sobre las ies; quizá, digo yo, no sé, hubiera aclarado que ella no nació de ninguna costilla, que no conoció a ninguna serpiente, que no ofreció nunca ninguna manzana a nadie y que nadie le dijo que: "Parirás con dolor" y "Tu marido te dominará"... Y que todo eso, diría Eva, no son más que calumnias que Adán contó a la prensa.
 
Puntos de vista / 2
Si las Santas, y no los santos, hubieran escrito los Evangelios... ¿Cómo sería la primera noche de la era cristiana?. Las Santas hubieran contado que estaban todos de muy buen humor; todos: la Virgen, el niño Jesús resplandeciente en su cuna de paja, el buey, el asno, los Reyes Magos recién venidos de Oriente y hasta la estrella que los había conducido a Belén... Todos, todos contentos, menos uno. San José, sombrío, murmuró: "Yo quería una nena".
 
Hildegarda
En el año1234 la religión católica prohibió que las mujeres cantaran en las iglesias. Las mujeres, impuras por naturaleza, ensuciaban la música sagrada que solo podía ser entonada por niños varones o por hombres castrados.Hildegarda de BingenHildegarda de Bingen
 
Esta pena de silencio rigió durante siete siglos, siete siglos y pico, hasta que, con el siglo XX, hace un rato nomás, las mujeres pudieron cantar en las iglesias solas o en coros. Poco antes de que se pusiera en marcha esta prohibición contra las hijas de Eva, hubo una monja llamada Hildegarda, que dirigió un convento a las orillas del Rin, en una ciudad, Bingen, y que creó la música litúrgica que a mí me parece la más bella de todas, la que más me llega, la que más profundamente me llega al último rinconcito del alma.
 
Y esa música fué escrita, compuesta para ser cantada por mujeres, las monjas de la Abadía de Bingen que dirigía Hildegarda; y por suerte el tiempo no les borró las voces, esas voces de ángeles que supieron cantar como nadie a la gloria del paraiso. Y, Hildegarda no se limitó a componer música maravillosa, que durante siglos fueron traidoramente entonadas por hombres porque las mujeres no podían cantarlas, sino que además fué una adelantada de su tiempo, que hace muchos años, ochocientos años, año más año menos, supo desafiar el monopolio masculino del convento y convirtió a su convento en un reducto, en un santuario de la libertad femenina...
 
Y que supo escribir en sus trances místicos páginas que han perdurado, donde la mujer ocupa un lugar central, porque Hildegarda decía, y sabía lo que decía, que: "La sangre de veras sucia no es la sangre de la menstruación sino la sangre de las guerras".
 
Teresa
Santa Teresa de JesúsSanta Teresa de JesúsCuatro siglos después, por esas vueltas raras de la vida y de la historia, Teresa se había convertido ya en un símbolo de la cristiandad y en un molelo de la mujer ibérica. Fué Santa, Teresa , ejemplo de virtud... Y sus pedazos andaban por todas partes. Franco, en aquella larguísima agonía, supo tener un brazo de Teresa en la mesita de luz, para que lo ayudara a pelear contra el diablo, y defenderse de sus tentaciónes... Y bueno... Y otros pedazos, otros pedazos de la pobre Teresa fueron a parar a diversos destinos, incluyendo un pié, que está todavía en Roma.
 
Juana de Arco
No había hombre que pudiera con Juana. Ni en el arado, ni en la espada.
 
Al mediodía, en el silencio del huerto, escuchaba voces. Le hablaban los ángeles, los santos y también le hablaba la voz más alta del cielo, que le decía: "No hay nadie en el mundo que pueda liberar a Francia, solo tu"... y ella lo repetía, siempre citando a su fuente... "Me lo dijo Dios", decía. Y así esta pobre campesina analfabeta, nacida para cosechar hijos, encabezó un gran ejército, un inmenso ejército que a su paso crecía. Juana de Arco, doncella guerrera... virgen por mandato divino o por pánico masculino, avanzaba de batalla en batalla. Lanza en mano, cargando a caballo contra los soldados ingleses, fué invensible...hasta que fué vencida.Juana de Arco (1882), pintada por Dante Gabriel Rossetti.Juana de Arco (1882), pintada por Dante Gabriel Rossetti.
 
Los ingleses la hicieron prisionera y decidieron que los franceses se hicieran cargo de "la loca". Por Francia y por Dios fué abatida. Y los funcionarios del Rey de Francia y los funcionarios de Dios, se encargaron de mandarla a la hoguera.
 
Ella, rapada, encadenada, no tuvo abogado. Pero los Jueces, el fiscal, los expertos de la inquisición, los obispos, los priores, los canónigos, los notarios y los testigos, coincidieron todos sin excepción con la Docta Universidad de la Sorbona, que ya por entonces tenía un prestigio muy bien ganado.
 
La Universidad de la Sorbona dictaminó que Juana, Juana de Arco, la acusada, era: sismática, apóstata, mentirosa, adivinadora, sospechosa de heregía, errante en la fé y blasfemadora de Dios y de los Santos.
 
Tenía 19 años cuando la ataron a un palo en la plaza del Mercado de Rouen (Ruán)... y el verdugo ensendió la leña.
 
Después pasó el tiempo y su patria y la iglesia, que la habían asado viva, la convirtieron en Heroína y Santa, Símbolo de Francia y emblema de la Cristiandad.
 
Olympia
Olympia de GoucheOlympia de GoucheFueron femeninos los símbolos de la Revolución Francesa. Mujeres de gorro frigio, las tetas al aire, cabellos al viento, banderas al viento. Pero la Revolución Francesa proclamó los derechos del hombre y del ciudadano. Y poco después una militante revolucionaria, la actriz Olympia de Gouche propuso que la Revolución aprobara también una Declaración de los Derechos de la Mujer y de la ciudadana. Y un tribunal revolucionario la condenó y la guillotina la decapitó.
 
Cuando Olympia de Gouche estaba por subir al cadalso preguntó : "Si las mujeres podemos subir a la guillotina... ¿Por qué no podremos subir a la tribuna pública?.
 
Una semana después la Revolución Francesa decapitó nada menos que a la mujer del ministro del interior, por ocuparse de política... "que esas no son cosas de mujeres".
 
Y algunos años más tarde, cuando la primera comuna de París, un período revolucionario de grandes cambios, donde se aprobó el Sufragio Universal...universal pero no tanto...porque se sometió a votación en la Asamblea hasta dónde era universal el Sufragio Universal... y resultó que los votantes, todos hombres, votaron contra el voto de la mujer; las mujeres no tenían derecho de voto por resolución aprobada en 899 votos contra 1, aprobada por unanimidad menos uno.
 
Delmira Agustini
Ocurrió en Montevideo hace muchos años, exactamente en 1914, y ocurrió en una pieza de alquiler dónde un marido citó a su mujer, de la que estaba separado, y queriendo tenerla, queriendo quedársela... la amó y la mató... y se mató.Delmira AgustiniDelmira Agustini
 
Publicaron los diarios uruguayos las fotos del cuerpo, del cuerpo de ella, tumbado junto a la cama... Delmira Agustini, poeta, abatida por dos tiros de revólver, desnuda, como sus poemas, toda desvestida de rojo..."Vamos más lejos en la noche, vamos...", había escrito; y había cantado a las fiebres del amor sin pacatos disimulos; y había sido condenada por quienes castigan en las mujeres lo que en los hombres aplauden, porque la castidad es un deber femenino y el deseo es como la razón, un privilegio masculino.
 
Y entonces ocurrió el sepelio, el entierro... Y ante el cadaver de Delmira se derramaron lágrimas, creo que lágrimas de cocodrilo..., y frases, solemnes frases a propósito de tan sensible pérdida para Las Letras Nacionales que hoy viven un día de luto... Pero en el fondo, en el fondo los dolientes suspiraban con alivio..."la muerta muerta está y más vale así".
 
¿Pero muerta estaba esa muerta? ¿No son sombras de su voz y ecos de su cuerpo los amantes que en las noches del mundo arden? ¿No le hacen un lugarcito a Delmira Agustini en las noches del mundo, para que cante su boca desatada y dancen sus pies resplandecientes?
 
En los tristes años de la dictadura del general Pinochet, en Chile, el Régimen decidió cambiar los nombres de veinte poblaciónes de los suburbios más pobres de la ciudad de Santiago; y en el rebautizo, una de las poblaciónes, la población Violeta Parra, recibió el nombre de algún militar heróico, pero sus habitantes se negaron a llevarlo, se negaron a llamarse con otro nombre que no fuera su nombre; y en unánime Asamblea dijeron: "Somos Violeta Parra o nada". Y así riendieron homenaje, una vez más, a aquella campesina cantora, de voz gastadita, que en sus Violeta ParraVioleta Parrapeleonas canciónes había sabido celebrar los misterios de su tierra y de su gente.
 
Violeta era, era pecante y picante, amiga del guitarreo y del converse y del enamore y por bailar y por payasear se le quemaban las empanadas... "Gracias a la vida..." cantó en su última canción y un revolcón de amor la arrojó a la muerte.
 
Tamara
Tamara Arce desapareció al año y medio de edad. Fué encontrada por las Abuelas de Plaza de Mayo. Rosa, la madre de Tamara había sido presa, torturada y violada y fusilada con balas de fogueo...Y había estado ocho años sin saber nada de su hija.
 
Cuando Las Abuelas la encontraron, la madre y la hija se miraron al espejo juntas y se rieron y no podían parar de reirse porque eran iguales; y tenían los mismos lunares en los mismos lugares; y entonces cuaando llegó la noche, esa primera noche del reencuentro, Rosa, la madre, bañó a Tamara, la hija; y la enjuagó, y la jabonó y enjuagó y una vez y otra...la bañó una vez y otra y otra... no podía sacarle el olor, un olor espeso, como dulzón y Rosa sabía que conocía ese olor y no podía ubicarlo... no sabía por qué, no había manera, no había jabón que lo quitara; y entonces, de pronto Rosa recordó que ese era el olor de los bebés cuando acaban de mamar. Rosa no podía explicárselo, pero Tamara la hija tenía nueve años y olía a recién nacida.
 
Fuente: Todas las voces, todas.
 
 
 
Gabriela Mistral es el pseudónimo literario de Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga. Se trata de una mujer nacida en Vicuña, Chile, el 7 de abril de 1889.
 
Es una destacada poeta, diplomática, feminista y pedagoga. Hija de un maestro de escuela. Con dieciséis años Gabriela Mistral decidió dedicarse también a la enseñanza: trabajó como profesora de secundaria en su país y como directora de escuela.
 
Es una de las principales figuras de la literatura chilena y continental. Fue la primera latinoamericana y, hasta el momento, única mujer iberoamericana, premiada con el Nobel. Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1945. Murió en Nueva York, el 10 de enero de 1957.
 
Aquí te comparto uno de sus poemas:
 
 
Besos
 
Hay besos que pronuncian por sí solos 
la sentencia de amor condenatoria, 
hay besos que se dan con la mirada 
hay besos que se dan con la memoria. 
 
Hay besos silenciosos, besos nobles 
hay besos enigmáticos, sinceros 
hay besos que se dan sólo las almas 
hay besos por prohibidos, verdaderos. 
 
Hay besos que calcinan y que hieren, 
hay besos que arrebatan los sentidos, 
hay besos misteriosos que han dejado 
mil sueños errantes y perdidos. 
 
Hay besos problemáticos que encierran 
una clave que nadie ha descifrado, 
hay besos que engendran la tragedia 
cuantas rosas en broche han deshojado. 
 
Hay besos perfumados, besos tibios 
que palpitan en íntimos anhelos, 
hay besos que en los labios dejan huellas 
como un campo de sol entre dos hielos. 
 
Hay besos que parecen azucenas 
por sublimes, ingenuos y por puros, 
hay besos traicioneros y cobardes, 
hay besos maldecidos y perjuros. 
 
Judas besa a Jesús y deja impresa 
en su rostro de Dios, la felonía, 
mientras la Magdalena con sus besos 
fortifica piadosa su agonía. 
 
Desde entonces en los besos palpita 
el amor, la traición y los dolores, 
en las bodas humanas se parecen 
a la brisa que juega con las flores. 
 
Hay besos que producen desvaríos 
de amorosa pasión ardiente y loca, 
tú los conoces bien son besos míos 
inventados por mí, para tu boca. 
 
Besos de llama que en rastro impreso 
llevan los surcos de un amor vedado, 
besos de tempestad, salvajes besos 
que solo nuestros labios han probado. 
 
¿Te acuerdas del primero...? Indefinible; 
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos 
y en los espasmos de emoción terrible, 
llenáronse de lágrimas tus ojos. 
 
¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso 
te vi celoso imaginando agravios, 
te suspendí en mis brazos... vibró un beso, 
y qué viste después...? Sangre en mis labios. 
 
Yo te enseñé a besar: los besos fríos 
son de impasible corazón de roca, 
yo te enseñé a besar con besos míos 
inventados por mí, para tu boca.
 

 
Por María Elena Fuenmayor / Lenguaje Corporal.
 
Si tomas en cuenta el ejemplo de cualquier persona que haya alcanzado el éxito en su vida o en la profesión que escogió, te darás cuenta que la mayoría de ellas comparten una fuerte motivación, metas claras, las ganas de solventar cualquier obstáculo y por supuesto, trabajan más duro que los abogados de Bobby Brown. 
 
Pero existe un factor que es decisivo para alcanzar el éxito: la habilidad de concentrarte en las metas que te has trazado. Claro que el esfuerzo constante es importante para llegar a esas cumbres a las cuales aspiramos, pero el enfocarnos en lo que realmente queremos alcanzar dictará qué tan rápido y eficientemente llegaremos a ellas. 
 
El valor de enfocarte 
¿Recuerdas cuando de niño usabas una lupa para concentrar los rayos del sol en una hoja de papel? (o quizá en una hormiga capturada, dejémoslo pasar…) De eso trata el concentrarse. Cuando los rayos del sol caen desordenadamente sobre la hoja, no ocurre nada… pero cuando los mismos rayos se enfocan en un sólo punto… ocurre el fenómeno como por arte de magia. 
 
De la misma forma, de nada vale que pongas todo tu esfuerzo en el papel de tu vida si no te enfocas, si no tienes una visión clara de lo que quieres y cómo crees que puedes llegar a él. Sin enfoque, llegar a la meta quizá no sea imposible, pero sí muy tortuoso y frustrante.
 
Desarrolla un enfoque diario 
Al contrario que la motivación o la perseverancia, es más fácil desarrollar concentración, pues no requiere que aprendas nada nuevo. De hecho, más bien te obligará a soltar antiguas prácticas que te distraen constantemente de lo importante. ¿Cómo puedes hacerlo? pues aquí hay tres recomendaciones: 
 
1 – Deja de querer hacer tanto a la vez 
Piensa en todas las actividades que haces durante el día, y haz una lista completa. Ahora, dales un vistazo individualmente y define honestamente si realmente debes hacerlas con premura, o pueden esperar… como subir a tu “Druida Asesino“ a Nivel 78. 
 
Tip fácil: Siempre que sea posible, delega el trabajo y las tareas en alguien más. No puedes pretender hacerlo todo, ¿Verdad? 
 
Siempre te toparás con cosas que haces sólo por hábito, pero que no te aportan nada ni son provechosas. Quizá sea mejor que dejes de hacerlas (y ver por unos días si su ausencia te afecta… no creo que pase nada, sobrevivirás).
 
Existen algunas tareas que son productivas indirectamente, como leer. Instruirte, estar al tanto de las noticias de tu industria, es importante. Si quieres mantenerte al tanto de las peripecias de los Kardashians, déjalo para el fin de semana. 
 
Tener tu horario a tope con un trabajo a tiempo completo, clases de inglés, ser voluntario en una obra benéfica los fines de semana y tratar de meter una vida social en medio de todo eso, inevitablemente te llevará a quemarte como un fósforo. 
 
Trata de que tus días respiren. No te ahogues. Al deslastrarte de las cosas que te quitan tiempo, verás que es más fácil enfocarte en las que verdaderamente te darán frutos. 
 
2 – Asigna prioridades. 
Ok, ya te has organizado mucho mejor, aliviando tu itinerario y delegando parte de tus tareas. Antes de volverte loco y tratar de hacer todas las cosas que quedaron en la lista de una sola vez, selecciona juiciosamente las tres más importantes (Fíjate que NO he dicho urgentes… estas últimas deben desaparecer incluso antes). 
 
Por ejemplo, si estás haciendo un curso de idiomas, asigna un horario de estudio estricto y respétalo siempre. 
 
3 – Elimina las distracciones. 
Oh, los viajes al refrigerador. Como si abrir y sacar una manzana para darle un mordisco fuese realmente a potenciar tu creatividad. ¿O vas a decirme que no? (inserta tu distractor culinario favorito).
 
Emails, SMS, chats, Twitter y Facebook son excelentes aliados para no hacer nada por horas. Incluso puedes pensar que sería una buena idea comenzar tu sesión de trabajo leyendo las noticias, y cuando te das cuenta… ya han pasado 15, 30, 45 minutos.
 
Y no sólo es tiempo que has perdido. También tu enfoque. Así que no sólo tendrás menos tiempo para terminar lo que DEBES hacer, sino que estarás más disperso.
 
¿Sabes que ayuda mucho? despejar tu escritorio, tu computadora y hasta tu casa. Verás cómo te es más fácil concentrarte en tus tareas. “Los genios trabajan más eficientemente en el desorden“, lo dijo alguien que definitivamente no era uno de ellos.
 
¿Te gusta la música? no importa si es Iron Maiden o Adele, sólo asegúrate de definir el género que te ayude a mantenerte enfocado. A mí particularmente me funciona colocar radio en internet, géneros suaves (pop rock, R&B, blues) de tal manera que sirvan de fondo, nada invasivo y mientras menos conozca a los artistas, mejor.
 
Desconecta las notificaciones del teléfono, aparta dos horas completas para tus tareas más demandantes y notifícalo a quienes crees que puedan necesitar contactarte. 
 
Quizá “Desconectarse“ y “Enfocarse“ sean sinónimos. 
 
¡No olvides siempre enfocarte en una tarea a la vez! ¡Te deseo éxito! 

 
El ritmo fugaz que llevamos cada día y la falta de tiempo son motivos muy recurrentes para no hacer ejercicio o comer lo primero que se encuentra aunque sea poco saludable. Y si declaramos no tener tiempo para cuidar el cuerpo, menos aún reservaremos espacio a cosas como meditar, buscar referentes espirituales o tener una mente creativa. Estos consejos forman parte de los 7 hábitos que recomienda el atleta y entrenador Christopher Bergland, un amante de las competiciones extremas que ostenta nada menos que el récord Guiness de distancia recorrida en cinta de correr durante 24 horas (247,45 km).   Christopher BerglandChristopher Bergland 
 
 
1. Ejercicio físico diario
 
Que el deporte esté en primer lugar no es casualidad; para Bergland es el punto más importante que debemos cumplir. Se trata de al menos 20 minutos de ejercicio diario, aunque no exige la práctica de un deporte complicado, basta con un paseo rutinario. El autor compara nuestra sociedad con los hábitos de vida de la época preindustrial o durante la misma industrialización: el trabajo sedentario está generalizado y hay que compensar con algo de “movimiento” diario. Para este corredor es muy sencillo, “no hay que convertirse en un fanático del deporte, pero nadie puede sudar por ti”.
 
2. Curiosidad intelectual
 
El coach considera que pasar parte de nuestro tiempo explorando nuevas ideas nos facilitará alcanzar una mente y cuerpo más sanos. Según ha explicado a El Confidencial, las personas que se muestran abiertas a nuevas experiencias y tienen una personalidad extrovertida “son más longevas y tienen un mejor funcionamiento del sistema inmunológico y cardiovascular”, basándose en estudios llevados a cabo tanto en humanos como en gorilas.
 
3. Desarrollar la creatividad
 
Este punto conlleva los mismos beneficios que al anterior, según cuenta Bergland. Explica además que los neurocientíficos saben desde hace tiempo que “los ‘rompecabezas’ que obligan a una persona a resolver un enigma incrementan la plasticidad neuronal”, un complicado término de la neurociencia que hace referencia a la capacidad de las neuronas de adaptarse ante nuevas experiencias o aprendizajes. Asegura también que moverse en entornos novedosos y enriquecedores refuerza las neuronas, mientras que un ambiente carente de estímulos “las atrofia”. Es más, hace una conexión con los orígenes del ser humano para recordar que su supervivencia se debió a la invención de tecnología, producida gracias al ingenio creativo de nuestros antecesores.
 
4. Crear vínculos humanos
 
Para tener una mente sana conviene crear una red social cercana y mantener el vínculo con el resto de personas. El atleta, que extrae estos siete puntos de su libro The Athlete’s Way, incorpora a la curiosidad y a la creatividad el sentido de la humanidad. 
 
 
Parece difícil “convertirse” en original o en más sociable pero para Bergland son características perfectamente adquiribles: “tomar de forma consciente la decisión de pasar más tiempo explorando elementos nuevos y conectando ideas no relacionadas” es un ejemplo de cómo adoptar una nueva forma de ver la vida. 
 
El corredor especifica que sus siete puntos no son más que una lista de actitudes a las que puede acudir la gente para cambiar su estilo de vida, “sobre todo si su personalidad innata no las incluye”.
 
5. Tener un referente espiritual
 
“Espiritual no significa necesariamente religioso”, aclara. En este quinto consejo, el autor propone que nos identifiquemos “con cualquier sistema de creencias que nos conecte con alguna una fuente de inspiración, que tenga un sentido y un significado para nosotros y nos proporcione optimismo y esperanza”. Dicho así suena a una búsqueda muy elaborada, pero en definitiva se trata de tener referentes intelectuales, los cuales pueden ser religiosos o incluso nuestros propios progenitores.
 
6. Lograr un balance energético
 
Esta recomendación junto con la de practicar deporte son las únicas realmente físicas que establece Bergland. El entrenador hace un recorrido histórico en su artículo publicado en Psychology Today para explicar cómo los inventos y la tecnologías nos han hecho cada vez más sedentarios, tanto física como mentalmente. Considera que el humano “está hecho para correr”, ya que en origen el Homo sapiens fue cazador y recolector. Sin embargo, el sedentarismo nos debería obligar a tomar el hábito de ingerir sólo aquello que desgastamos. Se trata de algo así como encontrar un “equilibrio cero” entre las calorías consumidas mediante nuestra actividad y las ingeridas, también desde el punto de vista ambiental.
 
7. Simplicidad
 
Bergland se opone a la cultura del consumos desmedido y propone una vida más sencilla y libre, en la que tengamos únicamente lo esencial sin crear necesidades superfluas.
 
El también ganador tres veces de la triatlón sin parada más larga del mundo, la Triple Ironman, explica que estos siete hábitos se basan en la combinación de observaciones empíricas, estudios científicos y su experiencia personal. Como él dice, se trata de una filosofía, un conjunto de actitudes saludables más allá de dietas o hábitos alimenticios, más exigente con la mente que con el cuerpo, lo cual se antoja fácil de cumplir, al menos para los que no tienen tiempo para el deporte (o eso dicen). 
 
Fuente: El confidencial/ Verónica Ramírez.
 

 
El éxito de una compañía depende, en gran medida, de contar con administradores y líderes a cargo del negocio. Ser un buen líder y un buen gerente no es tarea sencilla, por lo que, si queremos contarnos entre ellos, puede ser útil tener en cuenta estas 15 recomendaciones:
 
Un buen líder cuenta con cinco primeros rasgos destacables: es una persona auto motivada, positiva, disciplinada, comprometida y competente.
 
Además, un buen gerente debe saber trabajar en equipo, motivar y estimular a sus compañeros.
 
Para poder trabajar en equipo de un modo armónico, es necesario saber elegir a los integrantes, por lo que es imprescindible rodearse de gente entrenada y comprometida.
 
Así, también es importante reportar aquellos integrantes que no muestran interés en mejorar ni en aportar soluciones.
 
En la misma línea, un buen administrador supervisa y procura que el personal a su cargo tenga una buena presencia.
 
Para que el equipo marche correctamente, un buen administrador lo reunirá cada semana para conocer lo que piensan todos sus integrantes y escuchar sus sugerencias. En base a ello, deberá elaborar un plan de acción.
 
Todo ello en conjunto sirve para cumplir otro de los requisitos esenciales: lograr un ambiente de trabajo estimulante.
 
Un buen gerente sabe lo que quiere su cliente y que es lo que diferencia a su servicio del de la competencia.
 
Asimismo, un buen administrador conoce a la perfección su negocio y, además, se preocupa de que sus empleados estén igual de informados sobre dichos asuntos.
 
 
Con este conocimiento, el jefe de equipo piensa, analiza y busca oportunidades para mejorar el servicio al cliente.
 
Un buen líder es quien está siempre atento a las nuevas exigencias de su negocio.
 
Además, se preocupará por que todo esté en correctas y perfectas condiciones.
 
También es quien tiene claras sus metas, el factor económico clave de éxito y se concentra en alcanzarlo.
 
Un buen administrador sabe que su propio crecimiento y el de su equipo depende del de la empresa, y viceversa: la empresa crece en base al crecimiento de sus trabajadores.
 
En resumen, un líder es una persona que supera las expectativas, tanto de sus compañeros como de sus supervisores y clientes.
 
Fuente: Adecco blog.
 
 

 
El Parkour (o arte del desplazamiento) es una disciplina que consiste en desplazarse por el medio urbano o natural, superando los obstáculos que se presenten en tu recorrido (vallas, muros, vacío...) de la forma más fluida y eficiente posible, y con las únicas posibilidades del cuerpo humano. Esta disciplina requiere una gran preparación física para realizar los distintos movimientos (saltos, pasavallas, escalada, etc.) que implica, pero además es necesario una mente decidida a superar los propios miedos, una gran concentración, y un espíritu fuerte. Parkour (o su abreviatura pk): Proviene de "parcour" que significa "recorrido" en francés. Parkour (o su abreviatura pk): Proviene de "parcour" que significa "recorrido" en francés.
 
 
HISTORIA:
 
Su creador es David Belle, cuyo padre, bombero y militar, le enseñó el llamado "Método Natural de Georges Hébert" (disciplina usada en el ejército en la cual se busca superar los obstáculos naturales usando solamente el cuerpo) desde que era pequeño, junto con un entrenamiento militar. David adaptó esta técnica a sus recorridos por su ciudad Lisses, en Francia, creando una versión urbana. Después de entrar en el cuerpo de infantería del ejército francés, David se da cuenta que no es lo suyo y que necesita la libertad de la calle para encontrarse a gusto. Más adelante encontró gente que le siguió en sus entrenamientos, y así encontró a Sébastien Foucan y otros miembros de ese primer grupo de traceurs. Más adelante, Sébastien emigró a Reino unido, donde sorprendió a todos con sus habilidades.
 
Para los que siguen la idea "original" de Parkour, no se trata de espectáculo, no se trata de dinero, no es ningún tipo de vandalismo. La idea fundamental es la autosuperación. Traceur: Practicante de Parkour. Significa "trazador". El femenino es "traceuse". Traceur: Practicante de Parkour. Significa "trazador". El femenino es "traceuse".
 
En numerosos sitios, el Parkour está visto como una clase de vandalismo que se dedica a estropear el mobiliario urbano. Esta idea es completamente errónea y dificulta la expansión de esta filosofía.
 
 
FILOSOFÍA:
 
Los practicantes más experimentados coinciden en que el Parkour es una filosofía. Claro está que no hay una filosofía específica y rígida para el arte en concreto, sino que para cada uno significa una cosa distinta. Para unos puede ser simplemente un deporte con el que se entretienen, pero lo viven; y para otros su vida gira en torno a él, otros pueden sentirlo como un arte con el que se expresan, y para otros es una filosofía de autosuperación, o de andar caminos diferentes al del resto de la gente, etc.
 
Debemos tener en cuenta que un buen traceur nunca molesta a la gente o al entorno, nunca se pone en peligro su propia vida si no está seguro de que cierto salto lo va a conseguir, y nunca compite contra otras personas.
 
El objetivo del parkour es el movimiento libre y fluido. Una regla en el parkour es no retroceder. Su lema es: “Ser y Durar”. Esto significa que el traceur no tiene que ponerse en peligro e ir superándose cada día, y no debe competir ni intentar superar a los otros.  
 
 
NOTAS:
 
Parkour (o su abreviatura pk): Proviene de "parcour" que significa "recorrido" en francés. 
Traceur: Practicante de Parkour. Significa "trazador". El femenino es "traceuse".
 
Tomado de: Súper Foro
 

 
Por: Frei Betto
 
 
La modernidad, período que se extendió durante los últimos cinco siglos, está en crisis. Hoy vivimos, no una época de cambios sino un cambio de época. En este milenio que comienza emerge algo impropiamente llamado posmodernidad, que parece muy diferente de todo cuanto nos ha precedido, conformando un nuevo paradigma.
 
En la Edad Media la cultura giraba en torno a la figura divina, en torno a la idea de Dios. En la modernidad se centra en el ser humano, en la razón y en sus dos hijas preferidas: la ciencia y la tecnología.
 
Uno de los símbolos que mejor expresa este paso es la pintura de Miguel Ángel “La creación de Adán”, que está en el techo de la Capilla Sixtina: Dios Padre, con una larga barba, recubierto de vestimentas, representa el teocentrismo de la época ante el hombre desnudo, fuertemente atraído hacia la Tierra.  El hombre extiende el dedo para no perder el contacto con lo trascendente, con lo divino. La desnudez de Adán traduce la llegada del antropocentrismo y de la revolución que la modernidad representa en nuestra cultura.
 
El episodio  característico de la modernidad sucedió en 1682, cuando el señor Halley, basado exclusivamente en cálculos matemáticos -pues no disponía de instrumentos ópticos-, previó que un cometa volvería a aparecer en el cielo de Londres dentro de 76 años. Muchos le tomaron por loco. ¿Cómo, encerrado en su gabinete, basado en cálculos hechos sobre un papel, iba a poder predecir el movimiento de los astros en el cielo? ¿Quién sino Dios domina la bóveda celeste?
 
El señor Halley murió en 1742, antes de que se cumplieran los 76 años previstos. En 1758 el cometa, que hoy lleva su nombre, volvió a iluminar los cielos de Londres. ¡Era la gloria de la razón!
 
“Si es así -dijeron-,  si la razón es capaz de prever los movimientos de los astros, como demostraron Copérnico y Galileo, y después Newton, uno de los pilares de nuestra cultura, entonces ella podrá resolver todos los dramas humanos. Pondrá fin al sufrimiento, al dolor, al hambre, a la peste. ¡Creará un mundo de luces, progreso y felicidad!”.
 
Cinco siglos después, el saldo no es de los más positivos. Muy al contrario.  Los datos son de la FAO: somos 7 mil millones de personas en el planeta, de las que la mitad vive por debajo del nivel de pobreza, y 852 millones sobreviven con hambre crónica.
 
Hay quien afirma que el problema del hambre es causado por el exceso de bocas. Y por eso propone  el control de la natalidad. Yo me opongo al control, aunque estoy de acuerdo con la planificación familiar. El primero es impositivo, el segundo respeta la libertad de la pareja. Y no acepto el argumento de que hay excesivas bocas; ni que faltan alimentos.
 
Según la FAO, el mundo produce lo suficiente para alimentar 11 mil millones de bocas. Lo que hay es falta de justicia, de compartimiento y excesiva concentración de la riqueza.
 
Por atravesar un período de mucha inseguridad, las personas buscan respuestas fuera de lo razonable. Obsérvese, por ejemplo, el fenómeno del esoterismo: nunca Dios estuvo tan en boga como ahora. Suscita pasiones y fundamentalismos, a favor y en contra.
 
La crisis de la modernidad culmina en el momento en que el sistema capitalista alcanza su suprema hegemonía con el fin del socialismo, y adquiere un nuevo carácter, llamado neoliberal.
 
¿Cuáles son las claves de lectura de dicho cambio del liberalismo al neoliberalismo? Bajo el liberalismo se hablaba mucho de  desarrollo. En la década de 1960 surgió la teoría del desarrollo, que incluía también la noción de subdesarrollo; y se creó la Alianza para el Progreso, destinada a “desarrollar” América Latina.
 
La palabra “desarrollo” tiene cierto componente ético porque al menos se imagina que todos deben resultar beneficiados.  Hoy el término es “modernización”, que no tiene contenido humano sino una fuerte connotación tecnológica. Modernizar es equiparse tecnológicamente, competir, lograr que mi empresa, mi ciudad, mi país, se aproximen al paradigma primermundista, aunque ello signifique sacrificio para millones de personas.
 
El Mercado es el nuevo fetiche religioso de la sociedad en que vivimos. Antes por la mañana nuestros abuelos consultaban la Biblia. Nuestros padres el servicio de meteorología. Hoy se consultan los índices del Mercado.
 
Ante una catástrofe o un acontecimiento inesperado dicen los comentaristas económicos:  ”Veamos cómo reacciona el Mercado”. Y yo imagino un señor, el señor Mercado,  encerrado en su castillo y gritando por el celular: “No me gustó el discurso del ministro. Estoy enojado”. Y a esa misma hora los telediarios destacan: “El mercado no reaccionó bien ante el discurso ministerial”.
 
El mercado ahora es internacional, globalizado, se mueve según sus propias reglas, y no de acuerdo con las necesidades humanas. De hecho predomina la globocolonización, la imposición al planeta del modelo anglosajón de sociedad. Centrado en el consumismo, en la especulación, en la transformación del mundo en un casino global.
 
Ante la crisis financiera  que afecta al capitalismo, y en especial a los derechos sociales conquistados en los últimos dos siglos, es hora de preguntarse cuál será el paradigma de la posmodernidad. ¿Mercado o “globalización de la solidaridad”, en expresión del papa Juan Pablo II?
 
 
Frei Betto es un reputado teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación.


¿Usas o te dejas usar por los denominados medios de comunicación?

Por Néstor Estévez.

La comunicación es entendida como el trato o correspondencia entre dos o más personas. Aunque los seres humanos somos los únicos que nos expresamos mediante el habla, la escritura y los gestos, comunicación es exponer, compartir, intercambiar, ideas e informaciones. Algunos tratadistas la resumen definiéndola como “compartir referentes”.

No obstante, con alta frecuencia se le pretende limitar y hasta confundir con los medios, hasta se ha llegado a decir que “el medio es el mensaje”. Lo real es que la comunicación antecede por mucho a los medios de comunicación de masas. Los medios son herramientas, que permiten llegar a las masas e influir sobre ellas.

En las sociedades modernas se necesita estar en constante contacto con todo lo que sucede. Los “medios de comunicación” se han vuelto imprescindibles. En definitiva, los medios son un poderoso instrumento de socialización, tanto o más poderosos que la familia, la escuela o el trabajo, porque forman los sentimientos y las creencias, nos influyen a tal punto que crean la imaginación social.

Se plantea que el ser humano promedio cada día es expuesto a unos cinco mil mensajes. Pero normalmente olvidamos que cada uno de esos mensajes viene cargado con determinadas intenciones. Cada uno obedece a algún interés. Podrá haber mensajeros inocentes, pero no existen mensajes sin intención. Desde el bebé que llorando logra llamar la atención, hasta el político o funcionario que en su más reciente comparecencia pública emitió una opinión, o la multinacional que apadrina una determinada causa social, cada emisor carga de intención los mensajes que envía.

Los medios se convierten en herramientas para transformar, modelar pensamientos e influir en las personas. Hablamos como escuchamos hablar en los medios, aspiramos a usar las modas que vemos en los medios, reproducimos las acciones y comportamientos difundidos por los medios.

El reputado lingüista Noam Chomsky lo expresa en los siguientes términos: “Se trata de… …una forma de totalitarismo autoimpuesto, en el que el rebaño desconcertado se encuentra, además, marginado, dirigido, amedrentado, sometido a la repetición inconsciente de eslóganes… e imbuido de un temor reverencial hacia el líder que le salva de la destrucción, mientras que las masas que han alcanzado un nivel cultural superior marchan a toque de corneta repitiendo aquellos mismos eslóganes que, dentro del propio país, acaban degradados.”

¿Estamos conscientes quienes laboramos en los medios, de los resultados de nuestras acciones? ¿Estás tú, lector o lectora, discerniendo sobre cada contenido al que te expones o al que se expone tu familia?

En un mundo en el que “todos producimos y consumimos contenidos mediáticos” solo el pleno conocimiento del poder de la comunicación, y su uso orientado en función de nuestros reales propósitos, determinarán nuestras posibilidades de éxito.